Foto: 3D Memories

Enviar las cenizas de un difunto al espacio a bordo de un cohete ya no es el último grito. Una compañía llamada 3D Memories ha comenzado a ofrecer un servicio fúnebre muy especial que usa la impresión 3D para convertir las cenizas de una persona fallecida en joyas de alegres y vibrantes colores.

La tecnología que usan en 3D Memories combina un material cerámico de alta resistencia con las cenizas del difunto. El matiz es que el proceso no requiere la totalidad de las cenizas, sino tan solo una muestra. En teoría sería posible fabricar más piezas de joyería si de desea.

Cada pieza puede tener el acabado que queramos, desde el más crudo tal y como sale de la impresora 3D, hasta estilos más elaborados con esmaltes cerámicos en cinco tonos diferentes. Suena un poco extraño llevar a un ser querido de esta forma, pero hay ritos funerarios peores. [3D Memories vía Microsiervos]

Advertisement