Imagen: Andrew Harnik / AP Images

Tras el voto favorable de la Cámara de Representantes, Donald Trump ha firmado hoy la ley que desmantela las normas de privacidad en Internet promulgadas por Obama. Las operadoras podrán seguir compartiendo los datos de navegación de los estadounidenses sin su permiso explícito.

Las normas, diseñadas por la FCC, también obligaban a los proveedores de Internet a tomar medidas razonables para proteger sus datos de los hackers y notificar a sus clientes cuando han sido víctimas de un hackeo. Según los republicanos, estas reglas eran confusas para los consumidores e injustas para las operadoras, ya que no aplicaban a compañías como Facebook.

Advertisement

Sin embargo, sin estas normas no existe ningún tipo de protección federal para los consumidores en cuanto al uso que hacen los ISP de sus datos. Los consumidores pueden optar por no permitir que su operadora venda esos datos, pero sin la ley es difícil sancionar a las compañías que no cumplen.

Ahora los proveedores de Internet son libres para recopilar información sobre las páginas que visitas y venderla a empresas de marketing para que terceros te sirvan anuncios más relevantes. Así, si miras el tiempo en tu teléfono con frecuencia, quizá empieces a ver anuncios sobre paraguas.

La ley en sí no había comenzado a aplicarse, y ya sabemos que la Casa Blanca estaba predispuesta a derogar todas leyes de la era Obama, así la firma de Trump no es ninguna sorpresa. Ahora eres tú el que tendrá que responsabilizarse de su propia privacidad: si no quieres que vendan tus datos, ve a la página web de tu proveedor de Internet y opta, de forma manual, por no permitir que se compartan con terceros. [vía The Verge]