No me canso de decir que la impresión 3D es una de las tecnologías más importantes de este siglo. Otra gran prueba de ello es este caso en el que a un paciente de cáncer le han hecho un trasplante de una caja torácica hecha con impresión 3D, lo cual es todo un milagro de la medicina.

El paciente, un español de 54 años que debido a su lucha contra el cáncer había perdido parte de su esternón y caja torácica, recibió un implante de caja torácica y costillas como ningún otro. Y es que es primera vez en la historia que se usa la impresión 3D para crear una parte del cuerpo humano tan compleja y de tal tamaño, pero hoy, a un par de semanas de su operación, se está recuperando sin complicaciones.

Advertisement

Evidentemente una pieza de esta magnitud e importancia no puede ser creada fácilmente, ni mucho menos con una impresora 3D común y corriente, de esas con las que fabricamos funda personalizadas (y en su mayoría feas) para smartphones. El Hospital Universitario de Salamanca ha optado por encargar esta pieza a la empresa australiana Anatomics, quienes luego de realizar un escaneo completo del pecho del paciente y modelar las partes que necesitaban ser reemplazadas, usaron una impresora 3D especial basada en un rayo de electrones.

El resultado, habla por sí solo.

Advertisement

Advertisement

Como mencioné al inicio de estas líneas, esta es otra prueba más de la importancia que tendrá la impresión 3D en este siglo, sus usos son casi infinitos y maravillosos, y desde la medicina hasta la exploración espacial se está aprovechando de ella. [CSIRO vía Gizmag]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)