Científicos del MIT han ideado una técnica muy interesante para monitorizar el ritmo cardíaco de las personas que hay en una habitación. Para ello no hace falta que ninguna de ellas lleve dispositivos de medición. Tan solo es necesario un router WiFi común y corriente.

El sistema se llama Vital-Radio, y funciona de una manera no muy diferente al radar. Parte del espectro de ondas utilizado en las redes WiFi se utiliza para medir las distancias con los objetos alrededor del router. Las ondas emitidas rebotan y regresan al router, que mide con precisión la distancia y el movimiento a su alrededor. Su nivel de detalle es tan elevado que puede discernir el ritmo respiratorio de una persona por el movimiento de su pecho, y su pulso a través del movimiento de la sangre en las arterias del cuello.

Advertisement

Vital-Radio es obra del Laboratorio Katabi, una de las muchas ramas del Departamento de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial del MIT. Sus creadores lo están afinando hasta un punto en el que creen posible que pueda utilizarse de manera análoga a un electrocardiograma, con la resolución necesaria incluso para detectar el latido del corazón de un feto en el vientre materno.

Lo mejor del invento es que es extremadamente barato de aplicar. Incluso puede integrarse con routers WiFi ya existentes en el mercado. La aplicación más obvia de Vital-Radio es servir de sistema para monitorizar las constantes vitales en centros de salud sin necesidad de dispositivos invasivos para el paciente. Sin embargo, el dispositivo está suscitando mucho interés en otros sectores como la medición del estado de ánimo en lugares de trabajo en los que este factor es importante, como los call-centers. Vital-Radio ha debutado en la conferencia sobre computación Chi 2015 celebrada estos días en Seúl. [Chi 2015 vía New Scientist]

Foto: Piotr Zajda / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)