La televisión australiana ha conseguido captar el angustiante momento en que una cría de ballena intenta desencallar a su madre a empujones de un banco de arena. Tranquilo, la historia tiene final feliz.

El enorme ejemplar de ballena jorobada se había quedado varado cerca de la costa de North Stradbroke Island, un lugar paradisiaco del sudeste de Queensland. Nadaba sobre aguas poco profundas cuando ya no pudo continuar. Al ver a su madre en serias dificultades, el ballenato empezó a empujarla en un intento desesperado de alejarla de la orilla.

Un equipo del Servicio de Parques Nacionales y Vida Silvestre de Queensland se desplazó hasta la zona para rescatarlos, pero su ayuda no hizo falta. La marea y los esfuerzos de la cría fueron suficientes para que la madre consiguiera liberarse por sus propios medios. Cansados y estresados por el incidente —pero ilesos—, la ballena y su cría se alejaron nadando.

Advertisement

Las ballenas pueden ser tan inteligentes y empáticas como los delfines o los chimpancés. El verano pasado, una ballena jorobada consiguió rescatar a una foca que estaba siendo perseguida por las orcas. En 2013, un grupo de cachalotes adoptó a un delfín con una deformación en la columna. En 2009, una beluga le salvó la vida a un buzo que estuvo a punto de ahogarse.