Volkswagen ha llegado a un acuerdo con los reguladores estadounidenses tras extinguir el plazo ofrecido por el juez. Los últimos rumores estaban en lo cierto: el fabricante alemán ofrecerá una de tres opciones a los afectados por el “dieselgate”: la recompra, el arreglo o la anulación del contrato de renting.

También se ha confirmado que los propietarios recibirán una indemnización de 5.000 dólares independientemente de la opción elegida. De los 580.000 vehículos afectados por el escándalo de las emisiones en Estados Unidos, Volkswagen realizará una oferta de compra para casi 500.000 coches con motores diésel de 2 litros. El juez habla de una “compensación cuantiosa”, pero se desconocen los números y podríamos esperar hasta junio para que se publique un decreto de consentimiento con todos los detalles.

Advertisement

Otras opciones pasan por el arreglo de los coches con motores trucados y la anulación del contrato de alquiler para los que tenían un vehículo de renting. El acuerdo incluye además un fondo de descontaminación ambiental para promover iniciativas amigables con el medio ambiente y pagar programas que reviertan el daño causado por las emisiones de los coches.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos demandó a Volkswagen en septiembre después de que el fabricante reconociera haber falseado durante años las pruebas de homologación de sus motores EA189 mediante un software que trucaba las emisiones. Volkswagen habría apartado 10 mil millones de dólares para resolver su acuerdo con las autoridades estadounidenses, pero todavía tiene demandas de violaciones civiles y posibles investigaciones criminales de las que preocuparse. [AP, CNBC]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.