La adrenalina comienza a 76 metros de altura. Por delante nos quedan 178 metros de un resbaladizo tubo de acero que da cinco vueltas alrededor de una torre antes de caer en línea recta desde una altura de 40 metros. La velocidad media de este tobogán es de seis metros por segundo. Pronto podrás probarlo en Londres.

Se trata del tobogán normal (no acuático) más largo y más alto del mundo. La atracción acaba de recibir luz verde y se construirá alrededor de la torre Orbyt, en el Parque Olímpico Queen Elizabeth. La torre, de 114 metros está recubierta de una intrincada escultura de acero rojo diseñada por Anish Kapoor y Cecil Balmond. El conjunto forma parte de los monumentos que adornaban la villa olímpica en los pasados Juegos Olímpicos de 2012. Ahora, el tobogán añadirá una buena razón para volver a pasar por la zona si estamos de visita en Londres.

Las obras comenzarán de inmediato y el nuevo tobogán estará listo en primavera de 2016. Aunque la estructura parece compleja, en realidad es solo lo que soporta el tobogán. Bajo estás líneas podéis ver el recorrido de la bajada en gris. El viaje dura una media de cuarenta segundos y la entrada costará cinco libras. ¡Ouch! [vía Inhabitat]

Click here to view this kinja-labs.com embed.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)