Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

18 años de Star Wars Kid: el primer meme que arruinó una vida

Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: Star Wars Kid / Knowyourmeme

Star Wars Kid ya es mayor de edad. El vídeo de un adolescente con sobrepeso blandiendo su sable de luz de doble hoja se subió a internet hace 18 años. Hoy es considerado uno de los memes más famosos de la historia, pero también uno de los primeros casos de cyberbullying.

Advertisement

El canadiense Ghyslain Raza se grabó a sí mismo jugando con un palo en el estudio de su escuela secundaria el 2 de noviembre de 2002, pero olvidó llevarse la cinta de 8 mm a casa. El vídeo fue descubierto por tres de sus compañeros de clase y publicado por primera vez en Kazaa, la red intercambio de archivos P2P, el 14 de abril de 2003.

Según Knowyourmeme, fue el 22 de abril de 2003 cuando un desarrollador de videojuegos, Bryan Dube, publicó en su blog la primera versión editada del vídeo, en la que el palo de Ghyslain se había convertido en un sable de luz brillante y su coreografía estaba acompañada de efectos de sonido de Star Wars.

El 29 de abril de 2003, el popular bloguero Andy Baio compartió el archivo en waxy.org con el nombre “Star Wars Kid”. A partir de entonces, el vídeo corrió como la pólvora por internet y se crearon nuevas parodias, impulsadas por webs como FARK, NewGrounds, BoingBoing, Wired News, Metafilter y El Rellano.

En mayo de 2003, el New York Times publicó un artículo titulado “La fama no es motivo de risa para Star Wars Kid”. La periodista Amy Harmon explica que Ghyslain, un niño de 14 años de Quebec, se grabó a sí mismo empuñando un recogedor de pelotas de golf a la manera de Darth Maul, el malo de Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma. “El vídeo se ha descargado más de un millón de veces”, escribe Harmon. “Muchos de los comentarios en los sitios web que mostraron el video son simplemente desagradables, se burlan de Ghyslain por tener sobrepeso o, como decía un comentario, ser un nerd”.

Por entonces, Andy Baio, arrepentido de su contribución al escarnio público, había organizado una recaudación en masa para hacer llegar a Ghyslain un iPod de 30 GB y una tarjeta regalo de Amazon. La campaña recaudó 4334,44 dólares de parte de más de 400 donantes. Sin embargo, Ghyslain, contactado por el New York Times, dijo que “por muy agradable que sea tener un iPod, habría preferido que el vídeo, que no tenía la intención de que nadie viera, hubiera permanecido privado”.

Según el chico, la grabación era parte de un proyecto escolar que dirigió. La noche del 2 de noviembre había decidido representar algunos de los movimientos que tenía en mente para los actores, pero nunca quiso que la cinta saliera a la luz. “La gente se reía de mí”, dijo al New York Times. “Y no fue nada divertido”.

Finalmente, los padres de Ghyslain interpusieron una demanda por acoso de 250.000 dólares contra las familias de sus compañeros de escuela. Argumentaban que el joven había sufrido daños emocionales y psicológicos, lo que generó preocupaciones sobre la invasión de la privacidad en aquella etapa temprana de la Web 2.0.

Ghyslain guardó silencio hasta el 8 de mayo de 2013, cuando la revista de Quebec L’Actualite publicó una entrevista exclusiva en francés. El Ghyslain Raza adulto es abogado. Estudió derecho en la Universidad McGill de Montreal y se convirtió en el presidente de Patrimoine Trois-Rivières, una sociedad dedicada a la conservación de su ciudad natal, Trois-Rivières.

Advertisement

En la entrevista, reveló que su salto a la fama había sido “un periodo muy oscuro”, marcado por peleas con sus amigos de la escuela, el acoso de personas que lo instaban a suicidarse y sus sesiones de terapia. “No importa cuánto traté de ignorar a las personas que me decían que me suicidara, no pude evitar sentirme inútil, como si mi vida no valiera la pena”, dijo.

Ghyslain abandonó la escuela tras convertirse involuntariamente en Star Wars Kid y terminó el semestre en un pabellón psiquiátrico. Pero se recuperó. Hoy insta a otras víctimas de acoso selectivo y cyberbullying a superar su vergüenza y buscar ayuda: “Sobrevivirás. Lo superarás. Y no estás solo. Estás rodeado de personas que te quieren”. Se cree que el vídeo de Star Wars Kid fue visto más de 900 millones de veces.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche