A principios de este mes, Spotify empezó a bloquear el uso de aplicaciones pirata que permitían utilizar el servicio de manera gratuita y sin anuncios. Ahora, la empresa sueca ha revelado ante la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU. que había 2 millones de usuarios aprovechándose de esta trampa.

Eso es un n√ļmero tan grande que Spotify ha tenido que ajustar algunas de sus m√©tricas e indicadores p√ļblicos antes de empezar a cotizar en bolsa:

El acceso no autorizado a nuestro servicio puede ocasionar errores en los indicadores clave de rendimiento, que una vez descubiertos, corregidos y divulgados podrían socavar la confianza de los inversores en la integridad de nuestros indicadores clave de rendimiento y provocar una caída significativa del precio de nuestras acciones

En realidad, tampoco es para tanto (de 159 millones de usuarios activos al mes pasan a 157 millones), pero sorprende que hubiera tanta gente con versiones hackeadas del programa para no escuchar publicidad y poder reproducir canciones bajo demanda, en lugar de aleatoriamente (dos características de Spotify Premium, que cuesta 10 dólares al mes).

[Variety vía Engadget]