Imagen: BMJ Case Reports

Un hombre lleva un a√Īo respirando con dificultad. Cada d√≠a est√° peor hasta que decide acudir a una cl√≠nica. El tipo espera impaciente la peor de las noticias. La radiograf√≠a muestra un sospechoso bulto, sin embargo, el final no puede ser m√°s surrealista. Hab√≠a convivido con una pieza de Playm√≥bil.

Al parecer, el hombre, un brit√°nico de 47 a√Īos, llevaba tosiendo y con dificultad para respirar durante mucho tiempo. Los √ļltimos d√≠as el malestar se hab√≠a intensificado y acudi√≥ urgente a la cl√≠nica. Cuando los m√©dicos radiografiaron los pulmones del paciente encontraron una masa en su pulm√≥n derecho que redujo significativamente el volumen del √≥rgano.

Advertisement

La radiograf√≠a mostraba lo que parec√≠a un tumor maligno, pero al realizar una broncoscopia encontraron un objeto extra√Īo alojado en su pulm√≥n. Los m√©dicos pasaron a retirarlo con sumo cuidado para tratar de identificarlo. Una vez fuera, el misterio se revel√≥: se trataba de un cono de tr√°fico de Playm√≥bil. Seg√ļn los m√©dicos:

Despu√©s del procedimiento, el paciente inform√≥ que sol√≠a jugar con esas piezas e incluso que se trag√≥ algunas durante su infancia. Tambi√©n record√≥ que le dieron exactamente ese juego de Playm√≥bil para su s√©ptimo cumplea√Īos y su madre cree que se lo trag√≥ poco despu√©s.

Radiografía del hombre. BMJ Case Reports

Advertisement

Supongo que todo estamos pensando lo mismo. Los ni√Īos se tragan alguna vez peque√Īas piezas de juguete, lo hacen con relativa frecuencia, pero no pasa mucho tiempo sin ser diagnosticado. Sin embargo, que le aparezcan los s√≠ntomas 40 a√Īos despu√©s es, como han explicado los propios doctores, ‚Äúinaudito‚ÄĚ en la literatura m√©dica.

Ellos creen posible que, debido a que el paciente era tan joven al inhalar el cono, sus v√≠as fueron capaces de adaptarse a su alrededor, absorbi√©ndolo en el revestimiento de la mucosa. ¬ŅQu√© ocurri√≥ con el tiempo? Que a medida que el paciente comenz√≥ a fumar, cualquier s√≠ntoma que tuviera pod√≠a enmascararse por los s√≠ntomas del tabaco.

Sea como fuere, cuatro meses despu√©s de retirarle la pieza, la tos persistente del paciente se hab√≠a aclarado y su tejido pulmonar se hab√≠a consolidado. Como expresaron los doctores, estamos ante un caso extra√Īo, pero positivo, ‚Äúsus s√≠ntomas mejoraron notablemente y el hombre encontr√≥ su pieza de Playm√≥bil 40 a√Īos despu√©s‚ÄĚ. [Biomedical Journal Case Reports v√≠a Independent]