Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Alguien ha pagado más de 500.000 dólares por una carta de Magic: The Gathering

Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: PWCC Marketplace/YouTube.

La carta individual más valiosa en la historia de Magic: The Gathering es el Black Lotus (o Loto Negro), parte de la primera edición del juego, y alguien acaba de pagar más de medio millón de dólares por una de estas cartas como objeto de colección, superando su propio récord.

Y es que en 2019 alguien había pagado la nada módica suma de 166.000 dólares por una de estas cartas, pero ahora, ha triplicado el récord en su valor. Un coleccionista ha pagado exactamente 511.100 dólares por un Black Lotus en perfecto estado, de la serie Alpha, es decir, de la primera edición del juego, del año 1993, con su caja protectora firmada por el ilustrador original de la carta, Christopher Rush.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: PWCC Auctions / eBay.

La transacción se ha llevado a cabo mediante una subasta de eBay, y en ella se ha reiterado que el Black Lotus continúa siendo la carta más valiosa en toda la historia de Magic, y lo seguirá siendo por mucho tiempo. Esta carta en particular se encuentra en perfecto estado, según los responsables de la subasta: “el borde frágil de la carta que normalmente tiene desgaste está intacto, con sus cuatro esquinas en perfecto estado. Todos los lados de la carta se encuentran alineados a la perfección y su color se ha mantenido”, comentaron en la publicación de eBay.

Esta persona ha desembolsillado medio millón de dólares por el llamado santo grial de los coleccionistas de Magic, pero esta no es la única forma de hacerse con una de estas cartas. Algunos otros afortunados han logrado encontrarlas por suerte entre mazos de cartas de 1993. [PWCC Auctions (eBay) vía Polygon / Kotaku]

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.

Share This Story

Get our newsletter