Ocurrió durante el torneo Unlimited en Grand Prix Chiba, donde se esperaban abrir algunas de las cartas más poderosas y valiosas de Magic: The Gathering. Lo que nadie esperaba es que uno de los jugadores abriera un mazo de 1993 y se encontrase con un Black Lotus, el santo grial de Magic.

Advertisement

Un Black Lotus es una de las cartas más valiosas en Magic, y aunque se pone en práctica en muy pocos formatos del juego, tiene un caché cultural que la hace legendaria, incluso para personas ajenas a la comunidad de Magic. De ahí que no sea de extrañar que tanto los jugadores como la sala de espectadores que observaba en las pantallas reaccionen de esa manera.

Image: Wizards of the Coast

Advertisement

Por cierto, se calcula que existen únicamente unos 1.100 ejemplares de Black Lotus en el mundo (de las correspondientes a la serie original de los 90). De ahí que dependiendo de la edición, puedan costar en el mercado entre 2.000 hasta 100.000 euros. [Kotaku]