Imagen: Pixabay

Ben Speller viajó a Ámsterdam para ver el partido que enfrentaba a su equipo, el Tottenham, contra el Ajax en la Liga de Campeones. Para pasar la noche en la ciudad reservó a través de Airbnb una “casa limpia con baño privado” por 134 euros. Sin embargo, la casa resultó ser un contenedor en medio de la carretera.

Al parecer, y tal y como le ha contado a la web de noticias de Amsterdam AT5, “tan pronto como abrí el contenedor huí de allí”. Tras su marcha, el anfitrión cambió la información de la “casa” en la web de Airbnb para agregar un detalle increíblemente importante: “contenedor-casa”.

Imagen: La “casa limpia con baño privado” (Ben Speller )

Curiosamente, no se trata de un caso aislado. Según contaba AT5, existe al menos otro contenedor de transporte estacionado ilegalmente en la ciudad que se cree que fue alquilado por el mismo anfitrión.

Advertisement

Captura de pantalla: Interior del segundo contenedor que se ofertaba en Airbnb (AT5)

En ambos casos ya han sido retirados, aunque la policía todavía no ha podido localizar a “Jacob”, el anfitrión que los alquiló en Airbnb. Un fraude que está actualmente bajo investigación por parte de las autoridades municipales. [The Next Web]