Y no son los Ășnicos. Google hace lo propio desde 2009. En este caso ha sido Amazon JapĂłn la que ha decidido alquilar los servicios de estos esforzados rumiantes para mantener libre de maleza las instalaciones de su central logĂ­stica en Gifu Tajimi.

Amazon contrata sus servicios a través de la compañía agrícola Frusic, en la prefectura de Minokamo. Las cabras son transportadas en furgoneta hasta el centro de Amazon un día a la semana para que mantengan bajo control la hierba y la maleza a mordisco limpio. Parece ser que, aunque las trabajadoras tienden a dejar sus deposiciones en el mismo terreno que desbrozan, las emisiones de metano son menores que las de un motor de cortacesped y es bueno para las plantas.

Amazon no ha hecho pĂșblicos datos sobre cĂłmo remunera a las cabras, aunque las fotos dejan bien claro que son trabajadoras identificadas con su propia acreditaciĂłn. No vaya a ser que se infiltren cabras no autorizadas. [Doshin via 2chăŸăšă‚ă‚ˆ]

Advertisement