Photo: Getty

Solo el a√Īo pasado, los distribuidores estadounidenses perdieron 47.000 millones de d√≥lares en incidentes atribuibles a robos, errores y fraudes. Amazon, uno de los grupos de distribuci√≥n m√°s grandes del pa√≠s, tiene una curiosa estrategia para evitar al menos uno de estos tres problemas.

Seg√ļn ha revelado Business Insider, Amazon acostumbra a introducir paquetes ficticios en los camiones de sus repartidores para asegurarse de que nadie los est√© robando. Los paquetes, que pueden estar vac√≠os o contener alg√ļn objeto para a√Īadir peso, llevan una etiqueta falsa que arroja un error cuando el repartidor o conductor de turno la escanea.

Si una etiqueta da error, el repartidor puede llamar a sus supervisores para abordar el problema o conservar el paquete y devolverlo a un almac√©n de Amazon al final de su turno. Al parecer, esto no ocurre siempre, as√≠ que Amazon tiende trampas a sus repartidores para ‚Äúverificar su honradez‚ÄĚ.

De acuerdo con una fuente anónima, la práctica proviene directamente de las oficinas corporativas de Amazon en Seattle y se realiza al azar. Los paquetes ficticios se denominan dummies y usan una etiqueta errónea porque da pie a que el repartidor piense que un robo pasaría desapercibido en el sistema. Si no devuelve el paquete, puede perder su trabajo.

Amazon solía depende de conductores externos de empresas de mensajería como UPS o DHL para sus envíos, pero lleva un tiempo diversificando su cadena de distribución a través de Amazon Logistics, su propia red de mensajeros que ofrece opciones como entregar en el maletero de tu coche o abrir la puerta de tu casa gracias a un cerrojo inteligente.

Advertisement

[Business Insider]