Se llama Glorious Mission Online y es un juego tan crudo como provocador: una especie de Call of Duty pero con componente nacionalista. Se trata de un shooter en primera persona en el que ser√°s parte del Ej√©rcito Popular de Liberaci√≥n Chino y defender√°s de los japoneses las Islas Senkaku. La soberan√≠a sobre este territorio ha enfrentado recientemente a China y Jap√≥n hasta el punto que se tem√≠a un enfrentamiento armado. Nuestros compa√Īeros de Kotaku han podido probar el t√≠tulo y las primeras impresiones no son buenas. Y no por los gr√°ficos o la acci√≥n, sino porque el juego en s√≠ es terriblemente pol√≠tico y manipulador.

Igual que America¬īs Army, Glorious Mission Online se desarroll√≥ inicialmente como un simulador real de entrenamiento para el ej√©rcito chino. El trabajo corri√≥ a cargo del estudio chino Giant Interactive Group. Ahora est√° disponible gratis en beta p√ļblica para cualquiera que se lo quiera descargar en PC. Lo puedes hacer aqu√≠ (necesitar√°s 2,6 GB de espacio).

Advertisement

El día escogido para el estreno, el pasado jueves día 1 de agosto, fecha del 86 aniversario de Ejército Popular de Liberación Chino, era ya toda una declaración de intenciones.

A primera vista, el juego es como otro shooter cualquiera. Puedes personalizar tu personaje, comprar armas y mejorarlas (es fremium, gratis de inicio, pero puedes ir pagando por mejoras y funcionalidades extra). Gráficamente no es memorable, ni terrible ni espectacular, lo cual ya es algo. Pero los detalles realmente inquietantes llegan cuando te adentras en la acción.

Advertisement

Hay una secci√≥n del juego llamada Return Dream of Shanghai en la que los soldados chinos y japoneses se enfrentan en el Shangh√°i de los a√Īos 40. Pero, mientras los chinos aparecen con equipamiento y armas modernas, los japoneses est√°n tal cual luchaban en la Segunda Guerra Mundial. Y la primera voz que se oye al comienzo, grita: "Los demonios est√°n aqu√≠, matadlos a todos". Si pasas la pantalla, oyes: "Buen trabajo, los demonios est√°n muertos". En ning√ļn momento se especifica "demonios japoneses", pero la intenci√≥n es obvia.

Advertisement

En otro punto del juego, hay situaciones tan violentas como patrióticas e innecesarias: si apuntas tu arma sobre un soldado japonés muerto, automáticamente descarga la munición sobre el cuerpo.

Advertisement

Por supuesto, una de las misiones consiste en defender las Islas Senkaku de los japoneses. Pero el juego no se molesta en explicar la situación del conflicto real entre Japón y China por ese terriotorio. En Glorious Mission Online las islas pertenecen a China desde el principio. Fin del debate.

Advertisement

En la batalla por defender las Islas, los soldados japoneses ya aparecen con equipación más moderna. No hay nada memorable que diferencie la misión de otros shooters, aunque volvemos a oír la frase de "los demonios".

Advertisement

Desde el punto de vista del juego en sí, técnicamente, no hay nada en Glorious Mission Online que supere a títulos como Call of Duty: Modern Warfare o Counter Strike. Eso sí, es un gran paso de la industria china de videojuegos.

Lo que lo hace realmente inquietante es que es un t√≠tulo claramente propagand√≠stico y pol√≠tico, en un momento muy delicado de las relaciones entre China y Jap√≥n justo por el conflicto de las Islas Senkaku. Se trata de una "beta" p√ļblica, por lo que podr√≠amos ver variaciones a la trama. Pero, de momento, parece claro lo que China quiere intentar con este videojuego: una nueva forma de provocaci√≥n pol√≠tica.

Advertisement

Advertisement