Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Gif: Netflix (YouTube)

Ocurre en el primer capítulo, y es probablemente el combate a espada más espectacular de toda la primera temporada. Geralt de Rivia regresa a Blaviken para encargarse de Renfri y de su banda. Lo que viene después es una brutal masacre en la que hay más golpes reales y buenos especialistas que CGI.

Uno de los trucos más interesantes es el uso de espadas partidas cuya mitad faltante es después añadida en CGI para convertir lo que en el mundo real es una simple finta en un golpe mortal. La escena no estuvo exenta de riesgos y hasta uno de los cámaras, que rodaban casi pegados a la acción, acabó con una astilla en el ojo debido a un especialista que cayó demasiado cerca. Para complicar aún más las cosas. Se decidió rodar en una sola toma. Debido a ello es mucho más espectacular, pero cualquier error obligaba a repetirla entera.

La llegada de Renfri abre una dimensión completamente distinta al combate, que pasa de ser una masacre a una letal danza entre Geralt y la princesa convertida en asesina. Emma Appleton (la actriz que da vida a Renfri) entrenó durante semanas para hacer su parte, pero los golpes más complicados los ejecuta Lucy Cork, una especialista en escenas de combate cuerpo a cuerpo que lleva trabajando con Cavill desde Mission Impossible 6. En este caso, el combate casi no tiene efectos especiales. Es todo técnica y horas de entrenamiento para no acabar haciendo daño a un compañero de rodaje blandiendo una espada (sin filo, pero igualmente contundente) a escasos centímetros de su cabeza.

Advertisement

Si te has quedado con ganas de más, la actriz Anya Chalotra desgrana en este otro vídeo la escena en la que ella y la Reina de Lyria regresan al reino en carruaje solo para ser atacadas por un asesino muy especial.

El bebé en la escena era obviamente un muñeco, pero rodar con él fue igualmente una pesadilla porque se interponía en todos los movimientos. Eso por no mencionar la dificultad de correr soportando el duro invierno de Budapest y el calor de las Islas Canarias donde se rodó esta escena a medias.

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter