iPhone X a la izquierda, Zenfone 5 a la derecha
Photo: Sam Rutherford (Gizmodo)

Asus ha presentado en Barcelona dos nuevos teléfonos llamados a dominar su catálogo para este año: el Zenfone 5 y el Zenfone 5Z. Son muy similares (el 5Z lleva un procesador superior) y destacan, como viene siendo habitual en Asus, por su precio ajustado. Pero hay algo más: llevan “notch”.

Y no cualquier “notch”. Durante su presentación, Asus destacó que el de los nuevos Zenfone es “un 26% más pequeño que el del Fruit Phone X”.

Advertisement

¿Quién será este Fruit Phone X del que hablan? Lo volvieron a mencionar en una comparativa sobre la distorsión de los altavoces estéreo del Zenfone:

Advertisement

Fuera de bromas, está claro que el diseño tipo ceja que introdujo Apple con el iPhone X funciona: Huawei está pensando en copiarlo y Google ha decidido dar soporte oficial para este tipo de diseños en la próxima versión de Android. Al fin y al cabo, es una forma relativamente discreta (cuando tu cerebro se acostumbra) de aprovechar mejor la superficie frontal del teléfono al tiempo que se reserva espacio para cámaras y sensores.

En cuanto a los nuevos Zenfone 5 y 5Z: vienen con pantalla de 6,2 pulgadas, procesador Snapdragon 635/845, 4 o 6 GB de RAM, cámara dual de 12 MP (la lente secundaria es gran angular), batería de 3300 mAh y Android Oreo. El diseño es en vidrio y el lector de huellas está atrás, justo en el centro. El modelo superior costará 479 euros, un precio bastante interesante para llevar el procesador más potente del mercado.

Advertisement

Se me olvidaba. También vienen con una aplicación llamada Zenmoji.