Los siete artilleros cargaron el enorme ob√ļs y salieron corriendo. Al sonoro ca√Īonazo que lleg√≥ despu√©s le siguieron 19 segundos de absoluto silencio. De improviso, el sol volvi√≥ a salir a apenas 10 kil√≥metros de distancia. Era el mismo sol nuclear que hab√≠a arrasado Hiroshima 8 a√Īos atr√°s.

Corr√≠an las ocho y media de la ma√Īana del 25 de mayo de 1953, y el ej√©rcito de Estados Unidos acababa de probar Atomic Annie, el primer ca√Ī√≥n at√≥mico de la historia. Aunque la detonaci√≥n nuclear fue considerada an√≥mala, al jefe del Estado Mayor Conjunto, el almirante Arthur W. Radford, y al secretario de Defensa, Charles Erwin Wilson les debi√≥ parecer estupenda, porque en total se fabricaron 20 unidades del arma. Ninguna de ellas volvi√≥ a disparar jam√°s, y el ej√©rcito mand√≥ retirarlas apenas diez a√Īos despu√©s. Cada una hab√≠a costado 800.000 d√≥lares de la √©poca.

Lluvia de muerte sobre la playa de Anzio

Atomic Annie era la orgullosa hija de dos militares alemanes llamados Robert y Leopold, aunque los soldados aliados que tuvieron la mala suerte de desembarcar en la soleada playa de Anzio en la primavera de 1944 se refer√≠an a ellos como Anzio Annie y Anzio Express. Robert y Leopold eran dos ca√Īones ferroviarios K5 del calibre 283 y m√°s de 21 metros de longitud. Los alemanes los usaron para desatar una lluvia de muerte sobre la playa, pero ni siquiera los proyectiles de 255 kilos de los K5 lograron detener el desembarco aliado en Italia. El 7 de junio de 1944, las tropas estadounidenses encontraron los ca√Īones abandonados en una v√≠a muerta a las afueras de Civitavecchia.

Soldados alemanes maniobrando un K5 para sacarlo de un t√ļnel en Italia, 1944.
Foto: Bundesarchiv, Bild 101I-311-0947-14A / Micheljack (CC BY-SA 3.0 de)

Los artilleros alemanes hab√≠an tratado de inutilizar los ca√Īones antes de retirarse, pero no lograron del todo su objetivo. El alto mando aliado orden√≥ trasladar a Robert y Leopold al Centro de Pruebas Militares de Aberdeen, en Maryland. Los ingenieros lograron restaurar completamente a Leopold usando piezas de ambos ca√Īones y lo usaron para realizar diferentes pruebas de bal√≠stica. Hoy es posible visitar a Anzio Annie en el museo militar de la ciudad.

Anzio Annie tal y como est√° expuesto en el Museo Aberdeen Proving Grounds.
Foto: Jeffrey Jung (CC BY-SA 3.0)

Advertisement

Tres elefantes, 350 caballos, varios perros y un ca√Ī√≥n

Atomic Annie naci√≥ gracias al esfuerzo de un t√©cnico de radar de la marina llamado Robert Schwartz. En 1949 ej√©rcito decidi√≥ poner a trabajar los talentos del pobre Robert y meti√≥ al ingeniero en una diminuta oficina del Pent√°gono con un mont√≥n de planos de Anzio Annie y una misi√≥n: desarrollar un ca√Ī√≥n at√≥mico.

Quince d√≠as despu√©s, Schwartz emergi√≥ de aquella habitaci√≥n con el primer esbozo de una pieza de artiller√≠a dise√Īada para disparar bombas at√≥micas. El dise√Īo entusiasm√≥ a Samuel Feltman, en aquel entonces jefe de la Secci√≥n de Investigaci√≥n Bal√≠stica del Departamento de Artiller√≠a, y de la Divisi√≥n de Desarrollo del Pent√°gono.

Feltman ha pasado a la historia como uno de los ingenieros militares m√°s prol√≠ficos de la historia de Estados Unidos. Su especialidad era la bal√≠stica y decenas de armas de todos los calibres llevan su firma. Tambi√©n fue uno de los responsables de ENIAC, la primera computadora electr√≥nica de la historia, que fue creada originalmente para calcular tablas de artiller√≠a, y que acab√≥ contribuyendo en el dise√Īo de la bomba de hidr√≥geno.

Programación de tablas en la computadora ENIAC en 1946.
Foto: US Army (Dominio P√ļblico)

Samuel Feltman asumi√≥ como propio el proyecto de Schwartz y convenci√≥ al Pent√°gono para fabricar 20 unidades del ca√Ī√≥n. La primera de ellas sali√≥ de producci√≥n tres a√Īos m√°s tarde bajo la designaci√≥n T131, pero el alto mando lo conoc√≠a como M65, y los soldados la apodaban Able Annie en recuerdo de su antepasado, Anzio Annie. El entonces presidente y veterano general de la Segunda Guerra Mundial Dwight D. Eisenhower no dej√≥ pasar la oportunidad de mostrar al mundo el nuevo ca√Ī√≥n en un opulento desfile militar que inclu√≠a tres elefantes, 350 caballos, un destacamento de perros de raza huskie y el mencionado ca√Ī√≥n.

Aunque los ca√Īones originales dise√Īados por los nazis eran ferroviarios (se mov√≠an en tren) Able Annie estaba dise√Īado para desplazarse por carretera con ayuda de dos cabezas tractoras de 375 caballos cada una. La velocidad m√°xima del convoy era de 56km/h, y pod√≠a maniobrar en giros con un radio relativamente manejable de ocho metros. El ca√Ī√≥n pesaba 83 toneladas y med√≠a 26 metros de largo. Pese a ello tardaba solo 15 minutos en anclarse y estar preparado para disparar. En otros 15 minutos pod√≠a volver a estar en movimiento.

Advertisement

La primera (y √ļnica) prueba del ca√Ī√≥n nuclear

Se supon√≠a que Able Annie era capaz de disparar proyectiles nucleares, pero el ej√©rcito a√ļn no hab√≠a puesto a prueba el arma con ese tipo de munici√≥n. Ese test tuvo lugar el 25 de mayo de 1953 en el centro de pruebas del desierto de Nevada. La operaci√≥n llevaba el nombre de Upshot‚ÄďKnothole Grable y fue un √©xito. Able Annie ya era oficialmente Atomic Annie, el primer ca√Ī√≥n at√≥mico de la historia. Este es el v√≠deo de la prueba.

Disparar una bomba nuclear no es precisamente tarea sencilla. El proyectil nuclear W9 no era especialmente grande (medía solo 1,3 metros de largo con un calibre de 280mm), pero el blindaje necesario para mantener la bomba intacta lo hacía muy pesado (364 kilos).

En el interior del proyectil hab√≠a un artefacto nuclear de fisi√≥n tipo ca√Ī√≥n o bomba de detonaci√≥n por disparo. Se trata del mismo dise√Īo que el empleado sobre Hiroshima y ten√≠a una potencia similar (Little Boy ten√≠a 13 kilotones, la prueba del W9 ten√≠a 15).

En lugar del dise√Īo por implosi√≥n de la mayor parte de bombas y cabezas nucleares, la W9 funcionaba disparando un proyectil hueco de uranio enriquecido U-235 mediante explosivos convencionales. El cilindro viaja por un tubo en el interior del proyectil y encaja en otro cilindro de uranio. La combinaci√≥n s√ļbita de ambos materiales en estado subcr√≠tico es lo que desencadena la reacci√≥n de fisi√≥n nuclear. La W9 llevaba un total de 50 kilos de uranio.

Esquema de una bomba nuclear de fisi√≥n tipo ca√Ī√≥n
Gr√°fica: Fastfission / Dake. Textos en Espa√Īol por Gizmodo (CC BY-SA 3.0)

Advertisement

La detonaci√≥n fue de tipo atmosf√©rico y tuvo lugar a 960 metros de altura. El tipo de artefacto y su proximidad al suelo gener√≥ un rebote no previsto de la onda de choque que result√≥ en da√Īos mayores sobre los objetos no anclados al suelo. Pese a ello, la prueba se consider√≥ un √©xito.

Un ca√Ī√≥n nuclear perdido por Alemania

El d√≠a en el que se llev√≥ a cabo la prueba hab√≠a dos ca√Īones id√©nticos en el desierto de Nevada: Able Annie y Sad Sack. Solo el primero dispar√≥ (gan√°ndose el apelativo de Atomic Annie). El segundo estaba all√≠ como respaldo en caso de que el primero se averiara. Tras la prueba, el alto mando decidi√≥ conservar Atomic Annie para su exposici√≥n en Fort Sill (Oklahoma) y enviar a Sad Sack a Europa como parte del contingente de 18 ca√Īones at√≥micos que ya estaban reparti√©ndose por el mundo.

Pasaron casi diez a√Īos y ninguno de los ca√Īones at√≥micos tuvo que disparar jam√°s. Un buen d√≠a, los soldados de Fort Sill repararon en un detalle preocupante cuando limpiaban Atomic Annie para celebrar el d√©cimo aniversario de su debut. El n√ļmero de serie no era el correcto. Aqu√©l M65 era Sad Sack, y lo peor era que nadie ten√≠a ni idea de d√≥nde estaba el aut√©ntico Atomic Annie. Perder el √ļnico ca√Ī√≥n at√≥mico que ha disparado alguna vez no era lo peor que hab√≠a perdido el ej√©rcito para esa fecha, pero segu√≠a siendo bastante embarazoso.

Las localizaciones y movimientos de los M65 repartidor por el mundo eran alto secreto por motivos obvios, y el ejército pasó bastante trabajo para rastrear el paradero de Atomic Annie. finalmente apareció en Alemania, donde además había protagonizado varios incidentes tratando de maniobrar por las carreteras del país.

Atomic Annie, expuesta en Fort Sill, Oklahoma.
Foto: Duggar11 / Flickr (CC BY 2.0)

Hoy, Atomic Annie reposa en Fort Sill, Oklahoma. Otras ocho unidades del M65 tambi√©n pueden verse en otros museos de ciudades como Albuquerque (Nuevo M√©xico), Junction City (Kansas) o Yuma (Arizona), pero casi ninguno conserva sus piezas motrices. En los a√Īos 60, los misiles bal√≠sticos intercontinentales dejaron completamente obsoleta la idea de un ca√Ī√≥n at√≥mico. El √ļltimo de los batallones de artiller√≠a de un M65 se disolvi√≥ en 1963. Atomic Annie sigue siendo el primer y √ļnico ca√Ī√≥n nuclear que se ha disparado en el mundo. confiemos en que tambi√©n sea el √ļltimo.

Advertisement


Para leer más historias como esta síguenos en Flipboard.