Baidu, el Google chino, está desarrollando sus propias gafas de realidad aumentada. La compañía ha confirmado que está trabajando en el proyecto, pero aún no ha decidido si lo lanzará a la venta. Suena a táctica del "yo-también", como ya vimos con los relojes inteligentes. El tiempo dirá si van en serio.