Basis, la firma propiedad de Intel, acaba de hacer oficial un nuevo aparato a mitad de camino entre una pulsera de fitness y un smartwatch. Es el Basis Peak (en la imagen de arriba, a la izquierda, junto a la anterior Basis B1 Band), un equipo que saldrá primero a la venta en EE.UU. (el próximo Noviembre) desde 199 dólares y que da una vuelta de tuerca al concepto de las pulseras de actividad.

Advertisement

Desde el punto de vista de diseño, el Peak es realmente sencillo. Es más fino que la anterior Basis B1 Band, más ligero y ahora fabricado en aluminio y con pantalla Gorilla Glass. Las pulseras son intercambiables y, en general, el estilo es ahora bastante más elegante.

Advertisement

Además de los cambios cosméticos, una de las principales novedades es que el sensor cardíaco es ahora bastante mayor. Sobresale ligeramente del cuerpo del reloj, por lo que se pega bien a tu piel para medir el ritmo cuando estás corriendo o haciendo ejercicio. También podrás nadar con el Peak, ya que es resistente al agua. Su cargador es ahora inalámbrico.

La otra novedad es que el Basis Peak podrá conectarse al smartphone para enviar y recibir notificaciones, leyéndolas desde el móvil o el propio reloj. En definitiva, un intento de unir lo mejor de las pulseras de fitness con el mundo de los smartwatch. Saldrá a la venta en Noviembre primero en EE.UU. por 199 dólares, aunque de momento no hay confirmación de disponibilidad internacional. [vía Basis]