Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Mélanie (CC BY-NC 2.0)

El coronavirus está dando titulares y noticias difíciles de creer. Por ejemplo, en Bélgica, donde las autoridades están instando a los ciudadanos a consumir patatas fritas un mínimo de dos veces a la semana. La razón: acabar con un excedente de papa de 750.000 toneladas.

Advertisement

Una barbaridad de mercancía acumulada debido al coronavirus. Y es que la patata frita en Bélgica viene a ser como la paella en España o la salchicha en Alemania, algo así como un plato nacional que se suele combinar con mayonesa y mejillones. Sin embargo, los productores de papa se han visto muy afectados por las medidas de cierre del país que se impusieron a mediados de marzo cerrando restaurantes.

Como resultado de ello se han ido acumulando toneladas, ya que desde el cierre y con la restauración cerrada, la demanda se ha desplomado. Según ha explicado Romain Cools, secretario general de Belgapom, la asociación comercial para productores de papa:

Se está instando a comer patatas fritas dos veces en lugar de una vez por semana.

Advertisement

Belgapom cuenta con el respaldo del gobierno en la petición, una medida que va dirigida a las familias y al consumo del alimento en el hogar, el espacio más importante para el consumo de papas en general, según una investigación de mercado realizada por la agencia belga de comercialización agrícola VLAM.

El sector de la papa, tanto la producción como el procesamiento de productos como patatas fritas congeladas, se basa principalmente en Flandes y en la provincia de Flandes Occidental en particular.

Advertisement

Por cierto, otra de las medidas adoptadas y anunciada por la ministra de agricultura, Hilde Crevits, será el envío de papas frescas locales cada semana a las familias más desfavorecidas y en situación e pobreza.

Toda nuestra cadena de papas está feliz de que, gracias a esta acción, algunas papas todavía estén llegando a los 460 puntos de distribución de los bancos de alimentos belgas. De esta manera, también contribuimos a proporcionar papas sabrosas y saludables a los más débiles de nuestra sociedad”, explicó Cools. [Telegraph]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter