Black Ops 4 es la entrega número 15 de la saga principal de Call of Duty, y tras 15 años de juegos por primera vez un Call of Duty no tiene campaña de historia para un solo jugador, sino que se centra en el multijugador. Aunque cueste aceptarlo, la realidad es que no importa, porque han reemplazado la campaña por un modo Battle Royale genial.

Advertisement

Los Battle Royale están de moda. Puede que PlayerUnknown’s Battleground (mejor conocido como PUBG) haya sido uno de los primeros en popularizarse, pero ha sido el éxito de Fortnite el que parece haber incitado a muchas otras compañías de videojuegos a tener el suyo propio. Battlefield V lo tendrá, así que era de esperarse que el nuevo Call of Duty lo tuviese también.

Debo confesar que al principio pensé que Blackout, el modo Battle Royale de Call of Duty: Black Ops 4, no sería más que una mala versión de PUBG incluida en el juego, pero me he tenido que comer mis palabras. Blackout es tan bueno que no tiene nada que envidiar a los Battle Royale más famosos de la actualidad. De hecho, en realidad es todo lo contrario.

Advertisement

Black Ops 4 incluye tres modos de juego, centrados por completo en jugar con otros: el multijugador tradicional, que incluye distintos modos de juego (como captura la zona, Team Deathmatch y otros) e invita al jugador a luchar contra otros en dos equipos. El modo zombies, que en este juego está celebrando su décimo aniversario, y cuenta con tres mapas distintos que se desarrollan en tres escenarios históricos (como el hundimiento del Titanic y Alcatraz); este modo vuelve a centrarse en la supervivencia pero con un mejor sistema de clases y cada mapa tiene su propia mini–historia que se puede conocer encontrando easter eggs mientras eliminas hordas de zombies. El último modo es Blackout, es decir, el Battle Royale.

El multijugador es todo lo que esperas de este modo en un Call of Duty: acción muy rápida al estilo clásico de la franquicia, al estilo Black Ops, sin nada de esos añadidos futuristas que fueron tan criticados, como la posibilidad de correr sobre las paredes o el salto doble. Además, en Black Ops 4 la salud no se regenera por sí sola, sino que tendrás que curarte por ti mismo y toma un par de segundos, lo que significa que tendrás que tener mucho cuidado, además de recordar hacerlo. Durante las primeras partidas probablemente se te olvidará por completo y te encontrarás a ti mismo muriendo con un solo disparo.

Advertisement

Hablando de morir, se agradece a los estudios de Treyarch un cambio muy importante en la jugabilidad: ahora se siente como si tardas un poco más en morir, es decir, no basta un simple disparo o dos para morir en un combate, tendrás un mayor rango de tiempo de acción para ocultarte, cubrirte, curarte y volver al combate. Las armas se sienten igual de bien que siempre al disparar, pero los combates son mucho más dinámicos y menos instantáneos.

Advertisement

Sí, la falta del modo campaña o historia para un solo jugador se siente como un trago amargo al principio, sobre todo si el último Call of Duty que habías jugado es WWII, el cual incluyó una historia muy buena inspirada en clásicos del cine y la televisión como Saving Private Ryan y Band of Brothers. Pero una vez que te enganchas a Blackout es muy posible que dejes de extrañarla por completo. El modo de juego combina todas las mecánicas que hacen a Call of Duty lo que es, su esencia, con un mapa gigantesco y mecánicas de Battle Royale. Es un combate fluido y campal que se siente increíble, especialmente tomando en cuenta un presupuesto como debe tener un juego de esta saga, lo que le permite verse y sentirse mejor que incluso el favorito para muchos del género: PUBG.

Lo mas cercano que tiene Black Ops 4 de una historia es el modo llamado “Specialist HQ”, o cuarteles de especialistas, los cuales son unos tutoriales para aprender a usar los diferentes tipos de especialistas presentes en el modo multijugador. El modo cuenta con una pequeña historia y cinemáticas muy buenas, pero no es un reemplazo digno de la campaña singleplayer tradicional.

Advertisement

Black Ops 4 tiene el mejor añadido a la saga desde el día que llegó el primer modo zombie hace 10 años, y su nombre es Blackout. El modo es tan bueno que tengo muchas ganas de ver cómo evoluciona con el paso del tiempo, pero al igual que lo celebro, también me preocupa mucho qué será de este Battle Royale a mediados de 2019.

Advertisement

Porque mi única queja con el juego es una muy importante: su modelo de negocio. Hasta ahora Black Ops 4 no tiene microtransacciones, aunque seguramente las tendrá. Si se trata de microtransacciones estéticas no me molestarán en lo absoluto, pero no puedo decir lo mismo del Season Pass de 50 dólares.

Este es un Call of Duty, y la saga tradicionalmente saca una nueva entrega cada año. Así funciona y eso parece que no va a cambiar. ¿Acaso esto quiere decir que Blackout quedará desfasado, desactualizado y obsoleto dentro de un año? Espero que no sea así. Una de las maravillas del género de Battle Royale es que tienen un período de vida casi ilimitado, y el juego va siendo actualizado con más armas, mejoras y cambios cada cierto tiempo. Black Ops 4 – Blackout tiene el potencial de ser un modo increíblemente divertido por mucho tiempo, solo es necesario que sus creadores lo hagan posible.