Esta mañana, un edificio en el barrio neoyorquino de Harlem (a la altura de la calle 116 con Park Avenue) se ha colapsado por causas aún desconocidas. Al lugar de los hechos no han tardado en llegar operativos de rescate y cámaras, entre ellas las de un testigo muy poco habitual: un dron.

El aparato, un DJI Phantom, sobrevuela en estos momentos el lugar del accidente captando im├ígenes que su propietario, seg├║n Animal New York, planea ofrecer a medios de comunicaci├│n. La escena es una muestra de hasta qu├ę punto los drones est├ín cambiando la forma de investigar y abordar este tipo de sucesos sobre el terreno. Puedes ver aqu├ş algunas de las im├ígenes tomadas por el dron.

La actividad de este habitante de la gran Manzana est├í tan en el aire como su dron. De momento no hay una ley que prohiba expresamente el uso de drones comerciales sobre territorio estadounidense, pero la FAA ha interpuesto algunas demandas contra ciudadanos que lo han intentado. La m├ís reciente se ha saldado a favor del demandado porque precisamente no hay una ley establecida al respecto. En la ciudad de Nueva York, la polic├şa no suele tolerar drones volando sobre Manhattan. En este caso no est├í claro si han hecho una excepci├│n o simplemente no le han visto.

En cuanto al derrumbe, testigos presenciales aseguran haber o├şdo una explosi├│n previa, aunque a├║n no han podido determinarse las c├íusas de la misma. De momento se habla de un fallecido y una quincena de heridos. Las autoridades de Nueva York trabajan en estos momentos para aislar el bloque de la red de gas para que no haya explosiones secundarias, y averiguar si puede haber m├ís v├şctimas entre los escombros. [v├şa Animal New York]