Lo que vemos es historia de la ciencia. Se trata de la primera vez que los investigadores capturan imágenes en alta velocidad de un rayo golpeando la estructura de un edificio. No sólo eso, la secuencia podría ayudar a cambiar la forma en la que se utilizan los pararrayos para proteger edificios.

Lo cierto es que tomar una foto o un v√≠deo de un rayo requiere mucha, demasiada paciencia, por ello nadie hab√≠a logrado hasta ahora capturar una secuencia en alta velocidad de un rayo golpeando un edificio. Seg√ļn explican los investigadores de Brasil que consiguieron el hito, instalaron dos c√°maras de alta velocidad y lograron grabar no uno, sino tres rayos en Sao Paulo.

Las dos c√°maras dispararon a velocidades m√°ximas de 20.000 y 10.000 fotogramas por segundo, lo que permiti√≥ estirar varios milisegundos la captura de cada rayo mostrando los pasos del proceso. Las im√°genes nos ense√Īan desde el descenso de las nubes hasta el destello y el impacto completo junto al plasma que persiste despu√©s.

Cómo decíamos al comienzo, la grabación ayudará a los investigadores a entender mejor cómo funcionan los pararrayos, lo cual es importante para prevenir tanto a personas como propiedades contra el mal tiempo. Los ingenieros podrían ser capaces de mejorar los estándares de protección. [Geophysical Research Letters vía Gizmodo]