Ocurrió el pasado fin de semana tras un incendio forestal a lo largo del río Colorado en California. Mientras muchos de los espectadores asistían a la voracidad de las llamas, en un momento dado el escenario se tornó en algo mucho más inusual: un impresionante tornado de fuego sobre el río.

Los tornados de fuego, son un fenómeno bastante inusual donde el fuego, bajo ciertas condiciones (dependientes de la temperatura del aire y las corrientes), adquiere una vorticidad vertical y forma un remolino o columna de aire de orientación vertical similar a un tornado.

Este tipo de formaciones pueden darse a partir de la combinación de los vientos y el calor extremo de los incendios forestales, cuando el aire caliente y seco se eleva rápidamente y se convierte en una columna. A medida que la columna gira, recoge brasas y escombros, convirtiéndose en una torre ardiente de fuego que puede tener cientos de metros de alto y que suele durar unos minutos. [ScienceAlert]