Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Este fuego bajo una montaña australiana lleva ardiendo sin parar desde hace 6.000 años

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Australian Traveler/CC (Other)

Bajo la superficie de Mount Wingen (Nueva Gales del Sur, Australia), una veta de carbón lleva ardiendo la friolera de 6.000 años sin detenerse. Un fuego que se ha estado quemando y moviendo lentamente hacia el sur de Sidney a una velocidad de un metro por año.

Cuentan los expertos que esta maravilla de la naturaleza ha cubierto desde que comenzó a arder algo menos de 7 kilómetros, lo que significa que estamos ante el fuego continuo de carbón más antiguo del mundo.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Domingo público
Advertisement

Cuando hablamos de vetas de carbón nos referimos a un fenómeno bastante común en el planeta. Lo cierto es que ocurren con frecuencia en países ricos en minerales, pero a menudo se apagan en unos pocos días o al cabo de un mes. Esto ya nos da una pista del increíble y longevo suceso de Mount Wingen, convertido en la actualidad en una maravilla del mundo al que acuden miles de turistas cada año.

La también llamada Burning Mountain es la única veta de carbón de combustión natural de Australia conocida, además del fuego de carbón más antiguo del planeta. Los historiadores cuentan que para los aborígenes originales de estas tierras se trata de las lágrimas de fuego de una mujer convertida en piedra hace mucho tiempo por Biami, el dios del cielo. 

En cambio, para los primeros exploradores, se trataba de signos obvios de actividades volcánicas, aunque en realidad era una veta de carbón de combustión lenta que arde a unos 30 metros bajo tierra.

En cuanto a su origen, nadie sabe a ciencia cierta cómo empezó todo. Algunos investigadores sugieren como posibilidad la aparición de un rayo, o quizás un incendio forestal, aunque las prácticas de quema de los aborígenes también podrían ser la causa.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: NSW National Park and Wildlife Service of Australia (Other)
Advertisement

En cuanto a sus efectos, hoy sabemos que la combustión lenta ha provocado la decoloración del suelo y una superficie irregular del mismo en Mount Wingen. Además, la vegetación en el área también se ha visto afectada por el fuego subterráneo (el área está cada vez más desnuda y estéril a medida que nos acercamos a los respiraderos de Burning Mountain).

Actualmente es una reserva natural administrada por el NSW National Parks and Wildlife Service, y su ubicación se encuentra a 224 kilómetros al norte de Sydney. [OddityCentral]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter