Vote 2020 graphic
Everything you need to know about and expect during
the most important election of our lifetimes
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Carl Sagan predijo la vida en Venus antes de que el hombre llegara a la Luna

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Casteneda (AP)

Ayer lo contamos: los investigadores habían detectado un gas llamado fosfina en las nubes ácidas de Venus, una presencia que podría indicar que los microbios pueden habitar en el inhóspito planeta vecino de la Tierra, Venus. Probablemente, si Carl Sagan estuviera con nosotros, diría algo parecido a: “Os lo dije”.

Advertisement

Porque hace más de 50 años que lo había advertido. Sagan comenzó estudiando nuestros dos planetas más cercados. De hecho, cuentan que se convirtió en astrónomo después de sentirse inspirado de niño por las fantasías espaciales de Edgar Rice Burroughs, ambientadas en Marte y Venus.

En el anuncio de ayer, los investigadores no descubrieron formas de vida, pero sí señalaron que en la Tierra, la fosfina es producida por bacterias que prosperan en entornos sin oxígeno. Un descubrimiento que podría llevar a lo que ya predijo Sagan más de dos años antes de que los humanos llegaran a la Luna. De hecho, también fue el primer científico en ver el infierno de Venus como resultado de un efecto invernadero desbocado, uno que sabía que podría señalar el camino hacia el futuro de la Tierra con cambios climáticos.

Advertisement

Fue en 1967 cuando publicó un artículo en Nature llamado Life on the Surface of Venus? que él mismo resumía explicando que “observaciones recientes arrojan luz sobre la atmósfera, la superficie y la posible biología del planeta más cercano”. Según contaba Sagan:

El planeta Venus está envuelto por nubes que impiden el examen telescópico de su superficie. En ausencia de observaciones directas, se han aducido razones para proponer una variedad de condiciones superficiales diferentes y mutuamente consistentes.

Advertisement
Imagen del reciente estudio que muestra la zona atmosférica templada en la que podrían existir microbios aéreos en Venus.
Imagen del reciente estudio que muestra la zona atmosférica templada en la que podrían existir microbios aéreos en Venus.
Imagen: Jane S. Greaves et al., 2020.

Luego, sobre si la vida sería posible en el planeta, Sagan explicaba que:

Ningún microorganismo terrestre conocido puede sobrevivir más de unos minutos a la exposición a 600 K; las proteínas se desnaturalizan, el ácido desoxirribonucleico se despolimeriza e incluso pequeñas moléculas orgánicas se disocian en breve períodos de tiempo. Las temperaturas en los polos de Venus probablemente no sean más de 100 K más frías que la temperatura planetaria media, y parece bastante seguro que los organismos terrestres depositados en la superficie del planeta morirían rápidamente. En consecuencia, parece que hay poco peligro de contaminación de la superficie de Venus.

Sin embargo, las condiciones son mucho más favorables en altitudes más altas, especialmente justo debajo de la capa de nubes, y existe la clara posibilidad de contaminación biológica de la atmósfera superior de Cytherean. A temperaturas tan altas y en ausencia de agua líquida, parece muy poco probable que existan organismos superficiales autóctonos en la actualidad. Si la vida basada en la química del carbono-hidrógeno-oxígeno-nitrógeno alguna vez se desarrolló en la historia temprana de Venus, debe haber evolucionado posteriormente a nichos ecológicos subterráneos o atrnosféricos.

Advertisement

Sagan contaba que “si se agitan pequeñas cantidades de minerales hacia las nubes desde la superficie, no es difícil imaginar una biología autóctona en las nubes de Venus. Si bien las condiciones de la superficie de Venus hacen que la hipótesis de la vida allí sea inverosímil, las nubes de Venus son una historia completamente diferente”.

Interpretación artística de Venus, con el recuadro que muestra una representación de las moléculas de fosfina detectadas en la atmósfera del planeta.
Interpretación artística de Venus, con el recuadro que muestra una representación de las moléculas de fosfina detectadas en la atmósfera del planeta.
Imagen: ESO / M. Kornmesser / L. Calçada & NASA / JPL / Caltech.
Advertisement

Y como señalaba, una atmósfera con alto contenido de dióxido de carbono no ha sido un obstáculo. En la capa de 50 kilómetros, en la parte superior de las nubes de Venus, las condiciones son hospitalarias y casi similares a las de la Tierra. Los organismos podrían prosperar en los tramos superiores de la misma manera que las bacterias prosperan alrededor de los respiraderos sobrecalentados y ricos en CO2 en, por ejemplo, Yellowstone.

El trabajo de Sagan en Venus fue formativo, aunque pocos recuerdan hoy su impacto”, contaba hace unas horas a Mashable Darby Dyar, presidente del Grupo Asesor de Exploración de Venus de la NASA. “Su idea era profética, y todavía tiene sentido hoy: entre las condiciones infernales de la superficie de la actual Venus y el casi vacío del espacio exterior debe haber una región templada donde la vida pueda seguir viviendo”.

Advertisement

Sagan murió en 1996, pero su idea siguió viva hasta este último anuncio que sitúa más cerca que nunca sus predicciones como alternativa real. [Mashable, Nature]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter