La cafetería Shiru Café te da café gratis a cambio de tus datos.
Photo: Shiru Café (Facebook)

Se puede decir con certeza que los datos se consideran una forma de divisa en nuestra sociedad. Los cedemos para utilizar servicios como las redes sociales o buzones de correo. En muchos casos, lo que recibimos a cambio de nuestros datos son servicios o plataformas digitales. Pero, ¿qué si podríamos recibir un producto tangible a cambio de nuestros datos?

Una cadena de cafeterías japonesa llamada Shiru Café le propone a sus clientes justo eso. La cafetería no se acepta el pago en efectivo, solo el pago con datos, y tiene un público objetivo muy específico: estudiantes. A cambio de cierta información — como nombre, universidad, número de identificación, año de graduación, experiencia laboral y competencias informáticas — los estudiantes reciben café gratis.

Shiru Café luego comparte los datos que recibe, de forma anónima, con empresas que están interesadas en contratar a esos estudiantes. Además, la idea es que los estudiantes beban su café en Shiru, que tiene wifi gratis y está llena de pantallas con publicidad de otras empresas.

La empresa genera sus beneficios mediante la venta de publicidad a estas empresas, a las que denomina “empresas patrocinadoras”. Shiru les vende publicidad en su web y el contacto personal con candidatos potenciales mediante eventos. En Japón, sus empresas patrocinadoras incluyen a empresas como Nissan, Microsoft o JP Morgan.

Advertisement

Shiru Café tiene 21 tiendas — la mayoría ubicadas en universidades en Japón e India — y lanzó su primera cafetería en Estados Unidos en el campus de Brown University en Providence, Rhode Island este año. De acuerdo con la empresa, la tienda en Brown recibe 800 clientes al día.

Según Shiru Café, los datos son una parte fundamental en su modelo de negocio porque le informan sobre qué empresas patrocinadores debería estar buscando.

Advertisement

“Nuestra meta es ayudar a los estudiantes hacer la transición [de la vida académica hacia la vida laboral] más fácil y habilitarles a tomar mejores decisiones”, dijo Keith Maher, el gerente de Shiru Café en Norte América.

El concepto de “pagar con datos” no es nuevo, de acuerdo con Greg Portell, especialista de consumo global y retail en la consultora A.T. Kearney. Ha existido durante años en varias formas, algunas de ellas más sutiles que el modelo de Shiru Café. Las tarjetas de fidelidad son un ejemplo. Con estas tarjetas, los clientes permiten que las empresas analicen y hagan un seguimiento de sus compras a cambio de un descuento.

Advertisement

De acuerdo con Digiday, la personalización es un concepto importante para las empresas y las instituciones financieras. Estas trabajan en personalizar sus ofertas según la información que reciben de los clientes. La lógica es que si las empresas son transparentes sobre lo que el cliente recibe a cambio de ceder sus datos, es más probable que el cliente ceda sus datos.

Jacqueline Gold, una estudiante de posgrado en Brown que es un cliente en Shiru Café, destaca la honestidad de la compañía en esta transacción.

“Le estoy dando mis datos a muchas organizaciones y no estoy recibiendo productos o servicios a cambio”, le comentó Gold a Digiday. “Shiru está siendo transparente”.

Advertisement

No obstante, dar café gratis a cambio de los datos personales de tus clientes no es siempre es tan fácil. Hay varias países, como los miembros de la Unión Europea, que tienen regulaciones muy estrictas sobre la colección de datos. Este año, la UE implementó la Regulación General de Protección de Datos, lo cual requiere que las empresas obtengan el consentimiento de los consumidores antes de recoger y utilizar sus datos.

Maher, el gerente de Shiru Café, dice que la empresa se toma las leyes de protección de datos en serio. Las leyes son un factor que impiden que las empresas se conviertan en patrocinadoras de la cafetería.

Advertisement

Shiru Café tiene planeado abrir tiendas en Harvard University, Yale University, Princeton University y Amherst College en Estados Unidos antes de final de año.

[Digiday y New York Mag]