Masca un chicle durante media hora, dale un ba√Īo en etanol durante toda la noche y, finalmente, m√©zclalo con una soluci√≥n de nanotubos de carbono. ¬ŅQu√© obtienes? Un sensor de movimiento ultraflexible, mucho m√°s preciso que las pulseras cuantificadoras actuales, limitadas por su rigidez.

Advertisement

Son exactamente los pasos que siguieron en los laboratorios del Hospital Infantil de Manitoba, vinculados a la Universidad de Manitoba, en Canad√°. La American Chemical Society ha publicado el estudio esta semana. Sus inventores lo llaman Gum Sensor, ‚Äúun sensor estirable, vestible y plegable basado en nanotubos de carbono y una membrana de goma de mascar‚ÄĚ.

La flexibilidad y resistencia del chicle permite que el sensor sea altamente sensible, incluso tensándolo al 530%. Es capaz de medir movimientos suaves como la respiración lenta e incluso puede monitorizar los cambios de humedad del entorno. Todo esto detectando la tensión física y los cambios de presión sobre la goma.

Advertisement

Si te est√°s preguntando si el chicle tiene que ser de menta ‚ÄĒde la marca Doublemint para m√°s se√Īas‚ÄĒ, la respuesta es que no; cualquier sabor vale. S√≥lo me queda por decir: por qu√© los cient√≠ficos no tienen c√°maras de mayor calidad para demostrar estos inventos. [ACS v√≠a medGadget]

Click here to view this kinja-labs.com embed.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)