La intrusión de un dron en el espacio aéreo de un país no es ninguna broma. Y menos si lo hace en un aeropuerto, donde puede causar serios problemas de seguridad... y menos si lo hace en China. El país desplegó ayer 1.200 soldados y dos cazas para atajar a un dron no identificado ni autorizado que entró el espacio aéreo del aeropuerto de Pekín. Al final resultó ser un dron que solo realizaba actividades de mapeo geográfico.

Seg√ļn ha informado el peri√≥dico estatal China Daily, el gobierno chino autoriz√≥ un impresionante despliegue militar (1.226 soldados de tierra, 123 veh√≠culos militares, 26 t√©cnicos de radar, dos cazas y dos helic√≥pteros) para atajar la posible amenaza sobre el espacio a√©reo del aeropuerto de Pek√≠n. El dron, que ten√≠a una envergadura de 2,3 metros, sobrevol√≥ sin autorizaci√≥n ni aviso previo el aeropuerto. Lo operaban tres hombres de una compa√Ī√≠a tecnol√≥gica local, arrestados tras el incidente. Seg√ļn los medios estatales, solo realizaban tareas de recolecci√≥n de datos geogr√°ficos.

Volar aparatos sin autorizaci√≥n previa est√° estrictamente prohibido en China. Por supuesto, trat√°ndose de medios estatales chinos, cuando menos hay que dudar de las cifras ofrecidas sobre semejante despliegue y de que los hombres solo fueran empleados de una empresa tecnol√≥gica, aunque esa es la versi√≥n oficial. En cualquier caso, no es el primer incidente serio que causa un dron, ni ser√° el √ļltimo. [v√≠a AFP y Phys.org]

Advertisement

Foto: caza J-10 chino en una demostración aérea en China en 2010/AP

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)