Imagen: Sungrow Power Supply Co

China ha conectado a su red el√©ctrica la planta solar flotante m√°s grande del mundo. Se construy√≥ sobre un lago creado por el derrumbe de una antigua mina de carb√≥n ‚ÄĒun claro caso de justicia po√©tica‚ÄĒ, y ya genera 40 megavatios al d√≠a para abastecer a unas 28.000 personas.

Advertisement

El New York Times cuenta la historia en un completo reportaje fotográfico. Cuando se acabó el carbón en Liulong, una zona cercana a la ciudad de Huainan en la provincia de Anhui, las minas comenzaron a derrumbarse y el suelo acabó cediendo. En su lugar apareció un enorme agujero de 10 metros de profundidad que pronto se llenaría de agua subterránea y de lluvia para formar un lago de más de un kilómetro y medio de diámetro.

El se√Īor Yang, que antes trabajaba en la mina y ahora conecta los tubos de pl√°stico que llevan el cableado de los paneles solares, asegura que su trabajo actual es mucho m√°s agradable que el aire caliente de la mina de carb√≥n. Tiene 57 a√Īos y su nueva empleadora es Sungrow Power Supply Co, la mayor productora de paneles fotovoltaicos del planeta.

Con las instalaciones de Liulong, China adelanta a Japón en la construcción de la planta solar flotante más grande del planeta y se reafirma a la vanguardia de las energías renovables, dejando en mala posición a los Estados Unidos. Las autoridades chinas están abandonando progresivamente los combustibles fósiles y quieren dejar de ser el país más contaminante del mundo.

Advertisement

Por cierto, las plantas solares flotantes tienen tres ventajas respecto a las que se construyen en suelo firme. La primera es que no ocupan terrenos que podr√≠a ser habitados o explotados por la agricultura. La segunda es que los paneles se refrigeran constantemente por el agua, consiguiendo mejorar un 11% la eficiencia de los paneles que se colocan en tierra. Y por √ļltimo, son m√°s resistentes a los terremotos y soportan vientos de hasta 190 km/h.

[New York Times]