Fuentes cercanas al Pentágono aseguran que China está probando un nuevo misil de alta velocidad. El vehículo, del que aún se desconoce su utilidad concreta, podría servir para portar cabezas nucleares, y fue detectado sobrevolando china a altas velocidades el pasado nueve de enero.

Los servicios de inteligencia estadounidenses han bautizado al vehĂ­culo como WU-14. SegĂşn sus fuentes, se trata de un misil hipersĂłnico capaz de alcanzar velocidades superiores a Mach 10.

El WU-14 se lanza desde un misil balístico intercontinental, desde donde planea hasta alcanzar su máxima velocidad. La supuesta arma es igual a la que, de hecho, está probando el ejército estadounidense (en la imagen). [Washington Free Beacon]