Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Pixabay

Un equipo de científicos acaba de descubrir un mecanismo que podría explicar por qué el cabello de algunas personas se vuelve gris y otras sufren una rara y estigmatizada condición llamada vitiligo en la que parches de piel se quedan sin pigmentación. La clave podría estar en un gen.

Advertisement

La investigación, publicada esta semana en PLOS Biology, sugiere que hay un gen que además de regular el pigmento natural conocido como melanina también evita que nuestro sistema inmune se ataque a sí mismo.

Advertisement

Nuestra piel, ojos ocabello adquieren su color a partir de la melanina, Este compuesto lo producen los melanocitos, unas células que se encuentran en toda nuestra piel y varias otras partes del cuerpo. Los melanocitos también son uno de los primeros tipos de células en desaparecer a medida que envejecemos. Eso las convierte en un importante objeto de estudio en el campo del envejecimiento.

La autora principal del estudio, Melissa Harris, es profesora asistente de biología en la Universidad de Alabama en Birmingham. Harris explica:

Mi laboratorio estudia las personas de cabello canoso para tratar de comprender mejor las células madre y el envejecimiento. Las células madre que estudiamos son las células madre melanocíticas del folículo piloso, que son esenciales para la producción de melanocitos.

Advertisement

Harris y su equipo se interesaron en estudiar un gen particular de los melanocitos llamado gen de factor de transcripción asociado a la melanogénesis (MITF por sus siglas en inglés). Este gen es el que les dice a los melanocitos que produzcan su proteína homónima, que a su vez regula las funciones de los melanocitos, como la producción de melanina.

En ratones criados para convertirse prematuramente en grises, el equipo ha notado que la producción de MITF era inusualmente alta, lo que probablemente los llevara a agotar su suministro de melanocitos. Los investigadores creían que criar ratones para generar menos MITF ralentizaría el proceso. Pero para su sorpresa, no fue así. Los ratones se pusieron grises casi tan rápido como antes.

Advertisement

En su último trabajo, creen haber encontrado la respuesta a esta aparente anomalía. El MITF no solo parece supervisar la producción de melanina en los melanocitos, sino que también controla los genes responsables de la liberación de interferones, proteínas del sistema inmunitario que ayudan a combatir las infecciones virales.

Los inteferones son parte del sistema inmune y la primera línea de defensa contra invasores extraños. No solo interfieren en la replicación viral directamente (de ahí el nombre), sino que también dirigen el resto del sistema inmunitario a la acción, activando los glóbulos blancos y aumentando la producción de antígenos para que las células inmunes puedan reconocer a qué objetivo atacar.

Advertisement

Sin suficiente MITF, los experimentos de crianza revelaron que los melanocitos del ratón produjeron demasiados interferones, lo que incitó al sistema inmune a atacar a los melanocitos. El proceso fue diferente, pero el resultado fue el mismo: pelaje gris.

El pelo gris de este ratón podría ayudarnos a curar algún día la condición llamada vitiligo
El pelo gris de este ratón podría ayudarnos a curar algún día la condición llamada vitiligo
Foto: Darryl Leja/Melissa Harris (National Human Genome Research Institute/University at Alabama Birmingham)

Ahora podemos preguntarnos por qué todo el sistema cambia su expresión genética de una sola vez. A veces esto lleva a descubrimientos que no esperas. Por ejemplo, el hecho de que el MITF reprima la expresión de genes estimulados por interferón.

Advertisement

En otros experimentos, el equipo descubrió que tratar a los ratones con ácido policitidílico, un químico que imita las infecciones virales, producía el mismo efecto de encanecimiento. Ese hallazgo ayudaría a explicar por qué algunas personas se ponen canosas o desarrollan vitíligo justo después de estar bajo este tipo de infecciones.

Todos contraen infecciones virales, especialmente durante la temporada de gripe. Sin embargo, no vemos una gran cantidad de personas que adquieren canas repentinas y prematuras. Esto sugiere que si existe una predisposición innata al encanecimiento del cabello, puede no ser tan común. O eso, o los humanos son mucho mejores que los ratones al usar tintes para el cabello.

Advertisement

Harris bromea diciendo que la gente acude a ella todo el tiempo mencionando a un miembro de la familia o amigo cuyo pelo se puso gris de repente. “Tal vez esta podría ser una explicación para esas personas”, añade. Los investigadores de Vilitigo han teorizado durante mucho tiempo que el sistema inmune innato desempeña un papel importante en la causa del trastorno, y Harris cree que los hallazgos de su equipo podrían arrojar luz sobre cómo funciona esa cadena de eventos. Se estima que el vitiligo afecta entre 0,1 y un 8 por ciento de la población.

La investigación podría incluso ayudar a explicar cómo los melanomas, los tumores que afectan a los melanocitos, evitan la detección de nuestro sistema inmune. “Se sabe que algunos tumores evaden la respuesta inmunologica”, explica Harris. “Si las células del melanoma aprovechan el hecho de que MITF pueda reprimir aspectos de la respuesta inmune, esta puede ser la clave de su capacidad para ocultarse”.

Advertisement

“Ningún estudio, especialmente uno en ratones, tiene la última palabra en ciencia”, advierte. “Nos encantaría probar si el mecanismo de este estudio puede explicar esos casos anecdóticos donde las personas experimentan canas prematuras”, dijo.

¿Puede una predisposición genética y una infección viral cotidiana ser suficientes para afectar negativamente a los melanocitos y a las células madre de los melanocitos en humanos, y causar el envejecimiento prematuro del cabello? Harris y su equipo planean continuar estudiando la relación entre las células madre y el envejecimiento. El objetivo final es entender por qué envejecemos de la manera en que lo hacemos, y si hay alguna forma de retrasar el reloj. [vía PLOS Biology]

Share This Story

Get our newsletter