La isla, vista desde el aire
Photo: Mazidpix&clicks (Google Maps)

La isla de North Sentinel es un lugar prohibido. No se puede llegar a ella legalmente, y hacerlo por las bravas te puede costar la vida. En Google, sin embargo, la historia es un poco diferente. La isla casi tiene cinco estrellas como destino turístico gracias a la infatigable labor de cientos de trolls.

‚ÄúSon muy espont√°neos, pero un poco r√ļsticos‚ÄĚ explica un tal Alberto P√©rez. ‚ÄúLa isla est√° mal comunicada y el buffet libre es mejorable, pero la danza de bienvenida est√° muy lograda...‚ÄĚ

‚ÄúMe gustar√≠a romper una lanza a su favor...‚ÄĚ apostilla otro comentarista llamado Alejandro Montero. ‚ÄúIsla muy bonita, decid√≠ ir porque est√° a tiro de piedra. los habitantes son muy activos y serviciales, ofreci√©ndote todo lo que tienen a mano‚ÄĚ.

‚ÄúTrato cordial aunque austero. Se agradecen las playas poco masificadas. Las se√Īales de las zonas WiFi se ca√≠an constantemente‚ÄĚ a√Īade Francisco Mu√Īoz. La lista de rese√Īas descacharrantes en Google es, con toda seguridad, lo mejor que vas a leer hoy si te gusta el humor negro.

Advertisement

Huelga decir, que las rese√Īas son una tomadura de pelo √©pica. Como dec√≠amos al principio, no es solo que visitar la isla sea ilegal. Es que la tribu que vive en ella es tremendamente hostil con cualquiera que ponga los pies en sus territorio.

Advertisement

El misionero John Allen Chau lo descubri√≥ por las malas la semana pasada. Pag√≥ a unos pescadores para que lo llevaran a North Sentinel con el firme prop√≥sito de evangelizar a los sentineleses. Pag√≥ muy caro su empe√Īo. Ahora mismo las autoridades siguen debatiendo c√≥mo recuperar su cad√°ver acribillado a flechazos y abandonado en la playa. Un barco de la polic√≠a India que se acerc√≥ a la isla para este prop√≥sito tuvo que volverse con las manos vac√≠as cuando los habitantes los amenazaron con el mismo feroz trato.

El caso de Allen Chau ha sido tr√°gico, pero Internet tiene un talento especial para tomarse con humor hasta las peores tragedias. A resultas de ello, uno de los lugares m√°s peligrosos e inaccesibles del planeta se ha convertido en el √ļltimo grito en destinos tur√≠sticos. [Google v√≠a Vice]