Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Cinco accidentes que no habrían ocurrido si todo el mundo usara el sistema métrico

37.0K
28
Save
Ilustración: Benjamin Currie (Gizmodo)

Casi todos los países del mundo utilizan unidades métricas. Concretamente, todos los países del mundo excepto Estados Unidos. Por lo general, no es un problema. Pero, a lo largo de la historia, se han producido varios accidentes causados porque alguien usó unidades métricas en lugar de imperiales o viceversa con desastroso resultado.

Tucker Carlson, el comentarista de Fox News, reavivó el debate sobre unidades métricas contra unidades imperiales recientemente al calificar las unidades métrica como una forma de tiranía. En serio.

Advertisement

“Casi todas las naciones de la Tierra han caído bajo el yugo de la tiranía, el sistema métrico”, se quejó Carlson la semana pasada en Fox News porque aparentemente se le acabaron los argumentos supremacistas blancos.

“Desde Beijing hasta Buenos Aires, de Lusaka a Londres, la gente del mundo se ha visto obligada a medir su entorno en milímetros y kilogramos”, continuó Carlson. “Estados Unidos es el único país importante que se ha resistido, pero no tenemos por qué avergonzarnos por usar los pies y las libras”.

Pero, a pesar de esas habladurías, las discusiones sobre el sistema métrico frente al sistema imperial tiene consecuencias muy reales. Y puesto que Estado Unidos es el último país con unidades imperiales, es probable que veamos más accidentes históricos en el futuro.

La Mars Climate Orbiter se estrella en Marte (1999)

El 23 de septiembre de 1999, la sonda Mars Climate Orbiter (MCO) que costó $125 millones a la NASA se estrelló en el planeta rojo. Se suponía que eso no debía pasar. Después de una investigación, la NASA descubrió lo que había salido mal. Una pieza de software había calculado la fuerza de los propulsores en unidades imperiales cuando debería haber sido en unidades métricas.

Advertisement

La gente de la NASA detrás del proyecto insiste en que el fracaso tuvo que ver con dinero, por extraño que parezca.

“‘Mejor, más rápido y más barato’ era el mantra del momento”, dijo el ingeniero de la NASA Richard Cook a Wired muchos años después. “Ciertamente, ese proyecto trataba de hacer mucho por una cantidad limitada de dinero”.

Advertisement

A partir de entonces, la Mars Climate Orbiter se convirtió en el mayor ejemplo de que Estados Unidos debía pasarse al sistema métrico. Si no es suficiente que el resto del mundo lo haga, los estadounidenses deberían entender al menos que están tirando el dinero.

Si bien implementar el sistema métrico en Estados Unidos costaría algo de dinero en el corto plazo, los expertos creen que los beneficios a largo plazo serían ilimitados al hablar finalmente un lenguaje de medición común con el resto del mundo.

Advertisement

La tortuga Clarence se escapa de su jaula (1999)

En 2001, el zoológico de Los Ángeles prestó a los investigadores del Moorpark College una tortuga de las Galápagos de 75 años llamada Clarence, con la condición de que le construyeran un recinto para que no se escapara. Eso no fue un problema, pero para ello necesitaban saber el tamaño de la tortuga. El zoológico dijo a la gente de Moorpark College que Clarence pesaba 250.

Advertisement

¿Pero 250 qué? Probablemente puedas ver hacia dónde va esto.

Moorpark College construyó un recinto asumiendo que Clarence pesaba 250 libras. En realidad, Clarence pesaba 250 kilogramos, o 551 libras. Era mucho más grande de lo que esperaban. Y, como resultado, pudo escapar de su nuevo hogar.

Advertisement

“Solo tuvo que empujar uno de los postes de la cerca”, dijo Chuck Brinkman, de Moorpark, a Los Angeles Times.

Sin embargo, Clarence no llegó muy lejos. La encontraron cerca, echando el rato como lo haría cualquier tortuga anciana.

Advertisement

La gente de Moorpark construyó un nuevo recinto, esta vez asegurándose de que las barreras estuvieran aseguradas con cemento. Pero probablemente aprendieron una buena lección: no asumir que las personas de un zoológico usan unidades imperiales en lugar de métricas.

Clarence sigue ahí, por cierto. La tortuga cumple 96 años en julio.

Un avión de Air Canada se queda sin combustible (1983)

Canadá se pasó al sistema métrico a finales de la década de 1970, después de un proceso de introducción gradual que comenzó en 1971. Pero el vecino de Estados Unidos también ha experimento problemas derivados de la confusión entre unidades métricas e imperiales.

Advertisement

El 29 de julio de 1983, el vuelo 143 de Air Canada se quedó sin combustible. Air Canada había estado midiendo el combustible en libras años antes de finalmente cambiar a kilogramos. Pero eso causó cierta confusión, ya que el Boeing 767, el primer avión de Canadá que utiliza mediciones métricas, se había llenado con muy poco combustible aquel día de verano.

El vuelo, originalmente programado para viajar desde Ottawa a Edmonton, tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en Gimli, Manitoba. Para colmo, los flaps del avión no se pudieron desplegar por un fallo del motor, lo que obligó a los pilotos a aterrizar a una velocidad mucho más rápida de lo que debería.

Advertisement

El New York Times explicó:

El episodio produjo dos emociones contradictorias en el mundo de la aviación. Una de ellas fue la profunda preocupación sobre cómo simples errores, esta vez en un cambio al sistema métrico con la introducción del Boeing 767, pueden estar tan cerca de producir un gran desastre. El otro fue la admiración por la habilidad de los pilotos, independientemente de su papel en los errores, al poner a salvo la enorme nave de cuerpo ancho cuando, sin combustible, no tendrían oportunidad de hacer un segundo acercamiento de aterrizaje.

Advertisement

Los 69 pasajeros a bordo escaparon con heridas leves, por suerte. Pero puedes apostar a que los pilotos siempre verificaron dos veces el indicador de combustible después de aquello.

La montaña rusa de Tokyo Disneyland descarrila (2003)

En diciembre de 2003, uno de los vagos en la atracción Space Mountain de Tokyo Disneyland descarriló repentinamente debido a un eje roto. ¿Por qué se rompió el eje? Según el informe oficial, publicado en enero de 2004, el eje no tenía el tamaño correcto por una confusión de unidades métricas frente a imperiales:

El eje que se rompió fue uno de los 30 ejes recibidos en octubre de 2002. Los 30 ejes eran más delgados que la especificación de diseño, lo que hizo que el espacio entre los ejes y sus cojinetes fuera mayor que el ancho especificado. Esta situación anormal ocurrió debido a lo siguiente:

En septiembre de 1995, las especificaciones de diseño para el tamaño del cojinete del eje para vehículos Space Mountain se cambiaron de pulgadas a la escala métrica. En consecuencia, el diámetro del eje también cambió, en este caso de 44,14 mm a 45 mm. Sin embargo, no se revisaron correctamente los dibujos de diseño. En consecuencia, existían dos dibujos diferentes dentro de nuestra compañía después de que se hicieran los cambios y se usó el dibujo antiguo que muestra el diámetro de 44,14 mm para la orden (de agosto de 2002) de los ejes que se entregaron en octubre de 2002.

Advertisement

Afortunadamente, ninguna de las personas involucradas en el incidente de la montaña rusa resultó herida.

La compañía prometió hacerlo mejor, reprendió a 17 empleados y dijo que haría todo lo posible por recuperar la confianza del público. Hasta ahora parecen estar haciendo un buen trabajo. No ha habido un incidente grave desde entonces, sin contar con los desastres naturales. Algunas áreas del parque se inundaron durante el terremoto y tsunami de 2011, pero nadie resultó herido.

Advertisement

Dos pilotos coreanos cometen un error mortal (1999) 

Curiosamente, la aviación comercial es un área en la que los países de todo el mundo siguen utilizando los pies en lugar de los metros. Y la elección ha tenido consecuencias mortales.

Advertisement

El 15 de abril de 1999, el vuelo 6316 de Korean Air Cargo despegó de Shanghái, China hacia Seúl, Corea del Sur. Se suponía que el vuelo, con tres tripulantes, era rutinario. La tripulación recibió un permiso desde el control de vuelo de Shanghái para ascender a 1500 metros o aproximadamente 4900 pies.

Pero cuando el avión alcanzó los 4500 pies, el piloto le preguntó a su copiloto si deberían estar a 1500 pies. El copiloto dijo que sí dos veces (incorrectamente) haciendo que el piloto creyera que estaban 3000 pies más arriba de lo que deberían. El piloto comenzó a descender, pero la brusquedad del movimiento hizo que el avión cayera en picado. Nunca recuperaron el control del avión y se estrellaron contra un grupo de casas aproximadamente a 10 km del aeropuerto. Los tres tripulantes y cinco personas en tierra murieron. También hubo docenas de heridos.

Advertisement

El problema debería ser obvio para cualquiera que estuviera prestando atención. Se les autorizó a ascender a 1500 metros, pero el piloto y el copiloto pensaron que deberían haber estado a 1500 pies.

Share This Story