Image: AP

Al parecer, y según asegura Bloomberg, Coca Cola está cerca de convertirse en la primera gran marca del sector que da el salto al negocio de las bebidas de cannabis. El gigante está explorando nuevas oportunidades para compensar la desaceleración del consumo de refrescos.

La compañía de bebidas más grande del mundo (por ingresos) está “vigilando de cerca” el sector de bebidas de cannabis, es decir, “aquellas que utilizan el químico no psicoactivo en la marihuana como ingrediente para productos saludables”, han explicado en un comunicado.

El interés expreso de Coca-Cola subraya cómo la compañía está acelerando los esfuerzos por diversificarse de sus bebidas no alcohólicas básicas. De hecho, han pasado días desde que la empresa se vinculó al sector del café con un acuerdo para comprar el grupo Costa del Reino Unido.

Aunque es cierto que Coca-Cola es la primera de las llamadas “grandes” en interesarse seriamente por este tipo de bebidas, no es ni mucho menos la primera. El fabricante de cerveza Corona invirtió recientemente 4 mil millones de dólares en el grupo de cannabis canadiense Canopy Growth. Diageo, el conglomerado de licores detrás del whisky Johnny Walker entre otros, también ha estado explorando oportunidades de inversión en el sector del cannabis en las últimas semanas.

Image: Pexels

Advertisement

Además, no es casualidad que este interés ocurra un mes antes de que Canadá legalice el consumo de cannabis recreativo (para el 17 de octubre). Y es que actualmente más de una docena de países han legalizado la marihuana para fines médicos, incluidos Alemania y Australia, y muchos otros están evaluando la despenalización.

Si cruzamos la frontera, en Estados Unidos ya son más de la mitad de los 50 estados donde, a pesar de que el cannabis es ilegal según la ley federal, se ha legalizado. Incluso nueve de ellos, incluidos California, Colorado y Massachusetts, así como Washington DC, han aprobado la marihuana recreativa.

De ahí que, desvaneciéndose el estigma social de antaño, Coca-Cola se encuentre en conversaciones con Aurora Cannabis (Canadá) para elaborar un nuevo producto que hace tan solo 10 años hubiera sido impensable. [Bloomberg vía Axios]