Comienza hoy en California el nuevo juicio multimillonario entre Apple y Samsung. Apple ha acusado a Samsung de infringir hasta 5 patentes de software de iOS, entre ellas el gesto de deslizar un dedo sobre la pantalla para desbloquearla. Apple pide a Samsung hasta 2.000 millones de dólares de indemnización. La coreana argumentará que venía trabajando en esas funciones mucho antes que el iPhone. Se espera de hecho que varios ingenieros de Google (tal vez incluso hasta el "padre" de Android, Andy Rubin), comparezcan en el juicio para contradecir los argumentos de Apple, alegando que Google ya venía trabajando en esas funciones antes que Apple. Veremos quién gana esta vez.