Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Cómo comprar al por mayor cuando vives en una casa pequeña

Meghan Moravcik Walbert
7.4K
7
Save
Los carritos de la compra en los mercados a por mayor siempre son más grandes.
Foto: Spencer Platt (Getty Images)

Comprar al por mayor puede ser una experiencia estimulante. La combinación de ahorrar dinero, aparte de la satisfacción de no tener que ir a comprar esto o lo otro en un buen rato, te puede hacer sentir como si verdad has burlado el sistema. El problema viene cuando llegas a casa y te das cuenta de que, eh, no tienes sitio para tantas latas de sopa y que ni te gusta la sopa.

Vivir en un sitio pequeño hace que la compra al por mayor sea un desafío. Pero con un poco de estrategia, puedes aprovecharte de los precios bajos sin tener que saltar sobre cajas de agua para llegar a la cocina.

Advertisement

Compra artículos que se te acaban rápido

Está claro que un pack de tres de limpiador para el baño no es muy grande y supone una buena oferta. No obstante, ¿cuánto tardas en utilizar tres botellas de limpiador? Podría parecer ilógico utilizar ese espacio para un gran paquete de papel higiénico, pero vas a acabarte el papel en muchísimo menos tiempo que el limpiador.

Reservar tu espacio de almacenamiento para artículos que utilizas de forma más frecuente te ayuda a ahorrar dinero (logras ahorrar más porque estás comprando más a menudo) y también es más conveniente. Nadie quiere tener que ir y volver al mercado una y otra vez a por papel higiénico solo porque no hay espacio para almacenar el papel (ya que tienes guardado suficiente limpiador para un año en el baño).

Es posible que tus prioridades cambien con las temporadas. En invierno, igual las cajas de pañuelos son lo más importante de tu lista. También podría cambiar dependiendo de con quién vivas. Si tienes niños, he encontrado que tener cajas grandes de galletas, zumo y macarrones de queso es un muy buen uso de espacio libre en la cocina.

Advertisement

Busca las versiones concentradas

No puedes comprar una versión concentrada (o comprimida) de un paquete de papel higiénico. Por alguna razón, estos paquetes parecen incrementar en tamaño con el paso del tiempo. Por lo tanto, si quieres comprar artículos que no usas diariamente pero no tienes espacio para guardarlos debido a todos tus productos de papel, busca concentrados líquidos.

Advertisement

Algunos limpiadores multiuso se pueden diluir con agua en un atomizador aparte, lo cual significa que en realidad tienes más producto de lo que parece. También puedes comprar detergente de ropa concretado que viene en botellas pequeñas pero que dura la misma cantidad de tiempo que los grandes.

Comparte tu compra con un amigo

Si vives en un apartamento o chalet y tu vecino también quiere ahorrar con la compra al por mayor pero no tiene espacio, considera compartir los productos que compras.

Advertisement

Puedes conseguir ahorrar si compras productos como papel de cocina, cereales u otros artículos no perecederos. Si tú no tienes sitio en tu casa para 12 rollos gigantes de papel de cocina, igual tu vecino te coge seis y te da unos tomates en conserva a cambio.

Advertisement

No seas impulsivo

Lo más peligroso de comprar a por mayor, particularmente en tiendas como Costco, es que lo único que ves en la tienda es una oferta maravillosa tras otra, y todas quieren tu atención. Comprar un chocolate en la caja es una cosa, pero comprar cinco tubos de pasta de dientes podría causarte meses (¿o años?) de arrepentimiento.

Advertisement

Las personas que no tienen suficiente espacio en casa necesitan ser estratégicos. Haz una lista antes de ir a la tienda y luego céntrate en solo coger las cosas que has apuntado. No has visto ese frasco gigante de frutos secos, ese paquete de 35 de Coca-Cola o esa bolsa de harina de 11 kilos. Si no está en tu lista, no existe para ti. (No obstante, si te ofrecen una muestra de comida, no te resistas. Eres humano, a fin de cuentes. Pero después, sigue caminando).

Si te sientes tentado, añade el artículo que te ha llamado la atención a tu lista. Cuando llegues a casa, mira para ver si tienes sitio para ello. Si hay sitio, puedes cogerlo la próxima vez que vayas al mercado.

Share This Story