Durante tus vacaciones, una habitación de hotel será lo más parecido a tu hogar, aunque con el añadido de que tendrás todos los días sábanas limpias. A continuación, te vamos a indicar cómo agradecer, respetar y compensar adecuadamente a la persona que ha hecho esto posible.

Stephanie Land es la autora del exitoso libro Maid, en el que habla de cuando trabajaba limpiando casas para mantener a su hija y se sacaba mientras una carrera online. Land no ha sido la única en esa situación; muchas personas se ganan la vida en la industria de servicios, y los estándares sobre cómo se les paga y cómo se les trata varían ampliamente. Como viajero, puedes ayudar a mejorar esos estándares a través de tu propio comportamiento, y Land tuiteó sus propias sugerencias sobre cómo deberías dejar una habitación de hotel después de que acabe tu estancia.

Toallas

El lujo de tener tantas toallas limpias a tu disposición es algo que se te puede haber pasado desapercibido. ¿Has estado recibiendo nuevas todos los días? ¿O simplemente las has estado acumulando compulsivamente? Land escribe que para facilitar la tarea a la persona que las recoge, hagamos una pila con “la toalla de pies en medio”, porque seguramente sea la toalla más húmeda y sucia de todas.

Advertisement

Limpieza ligera

No vas a ponerte a aspirar o a frotar el lavabo, pero hay algunas cosas básicas que puedes hacer que harán la vida de la persona que limpie en el hotel mucho más fácil; la gente hace cosas muy groseras en los hoteles y Land las enumera bien en sus tuits:

Recoge el pelo del desagüe. Tira de la cadena. Echa la basura al cubo de basura.

Seguro que piensas que hay cosas que no haría falta decir, como que hay que tirar de la cadena, pero aparentemente sí hace falta, así que, por favor, hazlo.

Advertisement

Molestar o no molestar

Land no dijo nada sobre el cartel de “No molestar”, pero se convirtió en un punto candente en los comentarios. Teóricamente, puedes dejar el cartel puesto a lo largo de tu estancia, limitando la cantidad de trabajo que deberá hacer la persona que limpie. Desafortunadamente, no es algo tan simple. Por un lado, como señala un post en Travel Skills, el cartel de ‘No molestar’ no es un contrato legalmente vinculante. El personal de limpieza y la administración del hotel pueden entrar y lo harán a pesar del letrero, y al parecer, los huéspedes a menudo mienten y dicen que no tenían el cartel colgado cuando vuelven y encuentran que su habitación está sucia:

Los huéspedes frecuentemente dejan el letrero de ‘No molestar’ en su puerta cuando salen durante el día. Luego, cuando regresan, piensan que su habitación habría sido limpiada mágicamente sin que alguien no violase lo que dice el cartel. Luego, llaman a la recepción y se quejan de que su habitación no ha sido limpiada y de que ellos no han dejado el cartel de ‘No molestar’ en la puerta. Esto sucede tan a menudo que es una locura.

Advertisement

Pero si estás pensando que ayudas al personal haciendo que no entren a tu habitación, es probable que ocurra lo contrario y que vean reducido sus sueldo:

El personal de limpieza simplemente quiere limpiar las habitaciones que les asignan, especialmente las habitaciones que tienen el check-out ese día. No les pagan por las habitaciones que tienen asignadas y que no limpian, y además esperan con ansia que el huésped les haya dejado una propina.

Advertisement

Por lo tanto, deja que los trabajadores hagan su trabajo y al menos guarda tus cosas sucias antes de que lleguen.

Propinas

La cantidad que se deja de propina es algo de lo que se debate mucho, pero deberías dejarla en parte por lo que te ha costado la habitación y en función de cuánto la han limpiado. Land escribe:

Propina. ($10/día, por persona que se hospedó) Si tu estancia ha durado varios días, deja propina todos los días al servicio de limpieza. En serio.

Advertisement

En 2016, Trip Advisor cerró una publicación sobre propinas que ofrecía estas pautas básicas:

$ 2-3 por noche hasta llegar a $5, más si se trata de hoteles de alta gama. También más si hay más de 3 personas en una habitación o suite. Déjalo encima de la almohada o en un lugar similar con una nota que diga “gracias”. Deja la propina cada día cuando salgas de la habitación, en lugar de al final de tu estancia, ya que diferentes personas pueden limpiar tu habitación cada día, en función de los horarios del personal. Si te han tenido que llevar artículos adicionales a la habitación, como almohadas extra, perchas, portaequipajes, dale a la persona que lo ha traído $2 o $3.

Advertisement

Las personas trabajan en diferentes turnos, por lo que si la dejas al final de tu estancia, la propina a lo mejor no llega a todas las personas involucradas. Land señaló que poner una pequeña nota de agradecimiento es una forma de asegurarse de que se lleven la propina:

Advertisement

Pequeños gestos

Si deseas hacer algunas cosas más para ayudar, Quora entrevistó a Bruce Claver, quien ha trabajado durante décadas en gestión de hoteles. Él contestó con esta lista de pequeñas cosas que facilitarán mucho la vida a los trabajadores:

Quita las sábanas de la cama y las fundas de las almohadas y déjalas en el suelo, frente a la puerta del baño.

Coge todas las toallas, toallitas y alfombras de baño usadas y colócalas en una pila en el suelo del baño.

Coge el cubo de basura de debajo del escritorio y el del baño y colócalos junto a las sábanas (junto a la puerta del baño).

Coloca la plancha y la tabla de planchar en su sitio (enrolla también el cable de la plancha)

Coloca el mando a distancia de la televisión donde estaba el día que llegaste por primera vez

Abre las cortinas.

Y nunca, nunca hagas la cama. Tendrán que deshacerla.