Imagen: Dominio público

El año pasado un estudio de la Universidad de Columbia indicaba que nadie debería lavarse el pelo todos los días porque destruye las glándulas protectoras de la piel. Sin embargo, si vamos al caso extremo, no lavarte el pelo en 365 días, ¿qué ocurría? La respuesta corta: nada bueno.

De esto va la última pieza de los chicos de Science Insider, quienes contactaron con expertos para que les aclarasen o explicaran las consecuencias. Según contaba la dermatóloga Angel Jhelum del hospital de Nueva York:

Lo que hacen la mayoría de los champús es lo que se llama saponificación, es decir, el proceso químico por el que tu champú llega y se envuelve alrededor del aceite que produce tu cabello y la suciedad. Ocurre que cuando te enjuagas sale algo de lo que produce tu cabello.

Dicho de otra forma, la mayoría de los champús convencionales son demasiado buenos en su trabajo, llegando a quitar también demasiado aceite de nuestro cabello hasta el punto en que nuestro organismo produce aceite extra para compensar.

En el caso de no lavarnos el cabello, los primeros días sin champú el pelo lucirá mucho más graso de lo normal, especialmente si tienes un tipo de cabello liso: Según Jhelum:

Los aceites del sebo, lo que humecta el cabello y evita que se seque, tienden a avanzar por el tallo del cabello más rápido para que el pelo se sienta graso o sucio.

Advertisement

Antes de un mes sin lavarlo el aceite habrá cogido una buena cantidad de células muertas de la piel y la suciedad, posiblemente incluso bacterias que podrían comenzar a hacer que nuestro cuero cabelludo pique e incluso empiece a oler fuerte. “Pasado un mes es muy posible que tengas bastantes bacterias en el cuero cabelludo”, explica la dermatóloga.

Entre seis meses y un año todo la suciedad puede obstruir los folículos pilosos, lo cual supone que podrían evitar que el cabello nuevo crezca, en última instancia conduciendo a la pérdida o caída del cabello. Además, también hay riesgo de que el cuero cabelludo se infecte de todas las bacterias acumuladas. Para Jhelum:

Por tanto, cuánto más tiempo pasas sin lavarte el pelo irán apareciendo signos en forma de nuevos protagonistas: piel escamosa, olor fuerte o granos que indican que tienes una infección en el cuero cabelludo como resultado de las bacterias.

Advertisement

Por el contrario, los expertos explican que enjuagar el cabello con una limpieza suave (con bicarbonato de sodio, o simplemente agua pura), a menudo es suficiente para prevenir cualquier sensación de picor, pérdida de cabello o infección. Entonces, ¿con qué frecuencia deberíamos lavarnos el pelo?

Depende de la persona y el tipo de cabello. Factores como el tipo de piel o la textura del cabello son muy importantes. Por ejemplo, los expertos recomiendan que si tienes el cuero cabelludo graso, probablemente necesites lavarte el cabello con más frecuencia, de 3 a 4 veces, y las personas con cabello fino y liso probablemente necesiten champú al menos dos veces por semana o incluso tres.

Advertisement

El cabello áspero o rizado ralentiza la propagación del sebo, por lo que si tienes este tipo de cabello, es posible que solo tengas que lavarlo una vez a la semana”, zanjan los expertos en Columbia en su trabajo de 2018. [Science Insider]