Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Cómo conseguimos transportar el auto nuevo más barato del mundo desde China hasta el patio de casa

Ilustración para el artículo titulado

El Changli Nemeca, el auto eléctrico nuevo más barato del mundo, se encuentra ahora en el patio trasero de mi compañero de trabajo Jason Torchinsky. “¿Cómo llegó desde China?” probablemente te estés preguntando. Bueno, fue un viaje infernal.

El increíble automóvil eléctrico Changli comenzó su viaje en Jiangsu, China. Eso está casi literalmente en la otra punta del planeta de la casa de Jason, en Chapel Hill:

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado

No sabemos mucho acerca de cómo el automóvil llegó de la fábrica a un barco, o cómo el vehículo llegó de ese barco a un almacén en Wilmington, Carolina del Norte, aunque Jason describió algunos detalles en su artículo sobre el coste real total del vehículo, escribiendo lo siguiente:

E incluso antes de llegar a la etapa de aduanas, debes pagar las tarifas portuarias y los costes de manejo y descarga. En el caso de mi Changli, aunque esperaba que el barco portacontenedores fuera directo al Puerto de Wilmington, en realidad atracó en Nueva York y luego sería transportado en camión a Wilmington.

Ese barco, por cierto, era el Cosco Shipping Lotus, ¡y en realidad puedes encontrar fotos e información sobre él online! ¡En qué mundo tan glorioso vivimos!

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado

Después de que el Changli llegó a Wilmington desde Nueva Jersey, Jason y yo hicimos planes para dirigirnos al almacén con el nombre más épico de la historia, el Cape Fear Bonded Warehouse, en mi Jeep J10 de 1985.

Advertisement

Conduje el J10 más de 650 millas desde mi casa en Troy, Michigan, hasta la casa de Jason en Chapel Hill. Y aunque me encontré con un pequeño problema con el velocímetro, el auto se comportó sin problemas, impecable.

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

El jueves pasado, Jason, su amigo Charles y yo nos subimos a la camioneta, conducimos dos horas y media hasta Wilmington y llegamos al almacén cerca de la costa. Jason y yo entramos y habló con alguien que dijo tener el Changli listo para cargar. Después de unos minutos, Jason echó un primer vistazo a su querido auto de Alibaba. Volaron chispas:

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

Este es el momento en que Jason se convirtió en un “hombre Changli”, aunque el erudito de entre los erudito argumenta que siempre fue uno de ellos:

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

Un conductor de montacargas increíblemente talentoso dejó caer el auto del muelle de carga y lo arrojó al suelo:

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

A partir de ahí, Jason, Charles y yo empezamos a quitar el marco de metal, ya que pensamos que sería difícil descargar el Changli sobre el J10 a menos que las ruedas pudieran rodar. Observa cómo el marco se dobla realmente durante el envío:

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

Esa barra diagonal no está destinada a estar apretada contra la parte posterior del Changli:

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

Luego, el operador de la carretilla elevadora levantó el automóvil y lo colocó hábilmente sobre la pieza de madera contrachapada de 4x8 en la cama del Jeep:

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

Para sujetar el automóvil, cruzamos cuatro correas desde cada esquina de la camioneta sobre la parte superior del automóvil, con correas de las esquinas opuestas que se conectan aproximadamente en la parte superior del vehículo.

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

Con todo abrochado, atamos una sola correa naranja desde una zona de amarre central, alrededor de la parte posterior del Changli, al amarre central del otro lado de la cama del jeep. En este punto se atascó la delantera del Changli, que estaba cubierto de plástico de burbujas, contra el frente de la caja (como se muestra arriba).

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

Aquí puedes observar cómo se veía la configuración de amarre:

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement
Ilustración para el artículo titulado

Esperaba que el viaje de regreso a Chapel Hill fuera terrible, ya que el J10 solo genera alrededor de 112 caballos de fuerza y ​​normalmente carga aproximadamente 2.000 kilos de peso. Es extremadamente lento, especialmente con su relación de eje de 2.73, así que supuse que otros 300 kilos detrás convertirían al Jeep en una babosa absoluta.

Advertisement

Sin embargo, lo cierto es que apenas noté la diferencia.

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

Un tipo llamado Luke nos ayudó a atar el Changli. Lo podemos ver en un Toyota Tacoma manual 4x4 detrás de mí mientras conducimos por caminos llenos de baches que no molestaron lo más mínimo al J10 o al Changli:

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

El recorrido por la autopista a alrededor de 100 km/h (si tuviera que adivinar, ya que mi velocímetro no funciona) no fue ningún problema. El ruido del viento del Jeep, causado principalmente por los espejos de gran tamaño, es tan malo que la altura del Changli era prácticamente imperceptible. Lo cierto es que la conducción no parecía mucho peor de lo normal, ni la aceleración.

El camión comenzó lento e impreciso, y con el Changli en la parte de atrás no cambio mucho la situación. La diferencia era imperceptible porque pasar de horrible a un poco más horrible no es un gran salto.

Advertisement

Sin embargo, para ser justos, el viaje en jeep fue realmente suave.

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

Un vistazo debajo del camión cargado mostró algo de recorrido en la suspensión a la izquierda, lo que confirma que este Jeep J10 puede transportar más de los 300 kilos que pesa este Changli. (El J10 tiene una capacidad de carga útil de alrededor de una tonelada).

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

Además de tener que lidiar con tramos con inundaciones en la carretera y una advertencia de tornado, el viaje de regreso a casa fue bastante agradable.

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

Sin embargo, sacar el mini automóvil de la trasera del jeep una vez que llegamos a Chapel Hill requirió un poco de creatividad. Jason y yo exploramos el vecindario en busca de una plataforma de carga adecuada, aunque no encontramos nada. Finalmente decidimos, con el permiso del vecino, estacionar las ruedas traseras del J10 dentro de una zanja, lo que obligó al parachoques trasero a caer al suelo.

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

Era una escena bastante extraña de ver, una camioneta aparentemente estrellada estaba derramando un pequeño automóvil eléctrico chino desde su trasera, pero nuestro plan finalmente funcionó.

Después de desabrochar el Changli, Charles, Jason y yo nos pusimos una correa de nylon para remolcar que había enganchado a los parachoques bastante endebles del vehículo. El EV salió de la camioneta.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado

Luego, Charles y yo construimos un pequeño puente usando el tablero de madera contrachapada en mi camioneta y algunos ladrillos que teníamos a mano. Finalmente empujamos el Changli, con Jason adentro, a través de la zanja y hacia la carretera.

Advertisement

Jason, mirando a través del pequeño agujero que había cortado en el cartón que cubría el parabrisas, condujo el automóvil con visibilidad limitada hasta que estuvo seguro en su patio trasero:

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

Lo cierto es tuvieron que juntarse muchos factores para que todo saliera bien, pero Jason lo logró. Y también mi viejo Jeep J10.

En los próximo días publicaremos una análisis exhaustivo del comportamiento del Changli.

Share This Story

Get our newsletter