No es el primero que intenta grabar en plan casero y a bajo coste algo parecido al efecto bullet-time de Matrix, ese en el que la toma gira en torno a un punto o una persona. Por aquí ya lo vimos un par de veces, pero esta vez han conseguido hacerlo más sencillo todavía: con un ventilador, unas cuantas piezas de madera y una GoPro. Coste total: unos 95 dólares (73 euros, sin incluir la cámara). El resultado final (en el vídeo de arriba) es espectacular.

El autor del invento es Jeremiah Warren, y explica por aquí paso a paso cómo lo ha hecho: con un ventilador, una GoPro Hero3, fuegos artificiales y mucha paciencia. Warren filmó las imágenes a 240 fps con la cámara sujeta al ventilador girando a su alrededor. La clave es ajustar todo bien para que la cámara no salga volando, y listo. Ni procesamiento de imagen con software propietario ni nada.

Debajo podemos comparar cómo lo hicieron en Matrix, con una enorme colección de cámaras y un software llamado Twixtor que básicamente intercala fotogramas entre unos y otros. Jeremiah no necesitó nada de eso. Con un ventilador, unos cuantos tornillos y una GoPro, el resultado puede ser (casi) profesional.

Aquí Warren explica cómo lo hizo:

[vía PetaPixel]