Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Image credit: Manfred Steger/Flickr

No importa la consola que tengas, si la seguridad de la misma te preocupa mínimamente necesitas añadir una contraseña y la verificación en dos pasos. Puedes hacerlo a través de un navegador web o a través de la consola en sí. No te quedan muchas más excusas para evitar que la informacíon de tu cuenta caiga en el lado equivocado.

Advertisement

Así puedes mejorar drásticamente la seguridad en las principales consolas:

Nintendo Switch

Para añadir la verificación en dos pasos a tu cuenta de Nintendo, abre tu navegador y loguéate con tu Nintendo ID. Selecciona tu icono y de ahí ve a Ajustes, sigue a “Ajustes de Acceso y Seguridad” (Sign-in and security settings, en inglés) y de ahí baja hasta “Verificacíon en dos pasos”.

Necesitarás ahora una aplicación como Authy o Google Authenticator para escanear el código QR de Nintendo y almacenar los ajustes de la verificación en dos pasos en tu teléfono. Tras activar dicho parámetro de seguridad necesitarás comprobar tu email y buscar un código de verificación que es necesario introducir en el proceso de configuración.

Advertisement

Cuando lo hayas hecho, abre tu aplicación de autenticación, escanea el código QR e introduce la serie de números de verificación para completar el proceso. Te aparecerán una serie de códigos de respaldo en caso de que pierdas el teléfono con el que has configurado la cuenta.

¿Necesitas una razón para asegurarte de verdad que guardas esos códigos? Utilicé uno solo dos días antes de escribir este artículo tras haber cambiado a un nuevo teléfono y olvidar transferir mi autenticador. Me alegro de haberlo hecho.

Advertisement

Microsoft Xbox One

En tu Xbox One, puedes añadir una clave a tu consola para protegerla de tus hijos intentando cambiar la configuración del control parental, conceder acceso a cierto tipo de contenido para niños o incluso prevenir compras no autorizadas.

Advertisement

Dale el botón de Xbox para abrir la guía, y ve a tu página de Ajustes. Selecciona Todos los Ajustes, luego Cuenta, luego Inicio de sesión, seguridad y clave. Introduce una clave utilizando el mando de Xbox One.

Advertisement

También deberías añadir verificación en dos pasos a tu cuenta de Microsoft, la que está conectada a tu Xbox One. Es sencillo hacerlo en un navegador. Visita Xbox.com (o Microsoft.com), inicia sesión en tu cuenta, haz clic en tu icono y de ahí a ver tu cuenta de Microsoft. Selecciona seguridad de la barra de menú, clic en “Más opciones de seguridad”. De ahí, puedes activar la verificación en dos pasos utilizando una app como Authy o Google Authenticator.

Sony PlayStation 4

Inicia sesión en tu cuenta de PlayStation, de ahí en tu imagen de perfil y selecciona “Configuración de Cuenta”. En esa página, ve a seguridad y selecciona la opción de activar la verificación en dos pasos. Ahí puedes asociar tu número de teléfono con tu cuenta, de modo que se requerirá un código de verificación por SMS cada vez que inicies sesión en un nuevo dispositivo.

Advertisement

También puedes aladir una contraseña a tu PS4 que evitará que la gente se inicie sesión en tu cuenta sin tu permiso. En tu PS4, visita Ajustes, Inicio de sesión, desmarca “Iniciar sesión en tu PS4 automáticamente” y de ahí selecciona Ajustes de código. Puedes usar entonces tu mando DualShock 4 para introducir una clave asociada a los botones que aprietas (como si fuese Simon Says, pero tú eres Simon). Activa el código y listo, capa instantánea adicional de seguridad que puedes recordar usando tu memoria muscular (aunque igualmente deberías apuntarla donde almacenes tu PSN ID).

Share This Story

Get our newsletter