Si no has sido capaz de resolver nunca, en tu vida, el Cubo de Rubik, no te preocupes. No estás solo. Somos millones de almas en pena como tú. Pero ahora tienes dos opciones: seguir intentándolo sin éxito o fingir que sabes resolverlo sin tener ni idea de como se hace en realidad. Vamos, "legalmente". ¿Posible? Claro.

Un fan del Cubo de Rubik, Matt Parker, ha dado con una pequeña trampa para resolverlo. El secreto está en repetir una y otra vez, sin parar, la misma secuencia de movimientos. Al hacerlo, las piezas del cubo acaban regresando al estado inicial en el que estaban. Eso sí, para que funcione tienes que partir del cubo resuelto, con todas las caras del mismo color.

En el vídeo Parker explica el movimiento: mover la columna de la izquierda hacia abajo, la de la derecha hacia arriba, y girar el cubo para hacerlo de nuevo. Una y otra vez. Al final, funciona. Otra cosa será tu conciencia. [Gizmodo vía Geekosystem]