Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Cómo saber si un videojuego clásico es falso

Solo porque parece un videojuego auténtico no significa que sea un videojuego auténtico.
Ilustración: Kotaku ((Foto original de dominio público)

Los videojuegos clásicos falsos están por todos lados: en el mercadillo, en tu tienda de videojuegos local, en eBay y hasta posiblemente en tu propia colección. Los timadores que los fabrican los están sacando con tanta velocidad que el mercado solo se saturará más a lo largo de los años. Por lo tanto, si vas a coleccionar videojuegos, necesitas saber cómo identificar una versión falsa.

Advertisement

Los videojuegos falsos son casi tan antiguos que los mismos videojuegos. Había cartuchos de Atari falsos, juegos de NES que juraban tener 100 títulos en 1 y una infinita cantidad de CD-Rs de Playstation. No obstante, estas versiones piratas se podrían identificar fácilmente por su pobre calidad. Además, las personas sabían que estaban comprando juegos falsos, y no les importaba. Solo querían jugar.

Hoy en día, las versiones piratas de los videojuegos en general están hechas para que pienses que estás comprando una versión original. Y aunque muchos se han creado para personas que simplemente quieren jugar el videojuego, los timadores también quieren engañar a los coleccionistas. Eso significa que los videojuegos piratas de hoy se han fabricado con mucha más sofisticación.

Si vas a gastar una gran cantidad de dinero en videojuegos antiguos, esto es lo que necesitas saber.

Primero, debes aprender todo lo que puedas sobre la versión original

Una versión falsa siempre tendrá algunas características que te harán sospechar, pero muchas de las diferencias principales serán entre la versión falsa y la versión original. No necesitas saber cómo identificar “un videojuego falso”. Solo necesitas saber todo sobre cómo son los videojuegos de verdad. Luego, si ves una versión pirata, lo sabrás, porque no se parecerá a la versión original que conoces.

Advertisement

La próxima vez que vayas a una tienda de videojuegos, un mercadillo o un congreso de videojuegos, intenta analizar todo. Tienes que saber cómo se siente el plástico de un juego de Super Nintendo y lo grueso que es el embalaje real de un juego de NES. Si estás buscando un juego en particular, búscalo en el congreso. ¿Qué gráficos hay en el cartucho? ¿Hay una clasificación de la ESRB? ¿Dónde está la clasificación? ¿Qué dice la frase sobre derechos, y dónde está? ¿Dónde están los logos del desarrollador?

Advertisement

En cualquier versión pirata, muchos de estos detalles estarán mal. Por lo tanto, aprovecha cualquier oportunidad que tienes para analizar la versión original. Este conocimiento te ayudará a la hora de decidir si el juego que te intentan vender es falso.

Sí que puedes (y debes) juzgar un videojuego por su carátula

Es difícil hacer carátulas falsas. A ver, cualquiera puede imprimir un papel que dice “EarthBound” y pegarlo en una copia de Madden 93. Pero es muy difícil hacer versiones falsas de carátulas de calidad, y son básicamente imposibles de falsificar perfectamente.

Advertisement

Las carátulas de videojuegos oficiales deberían tener una calidad muy alta, dado que fueron imprimidas en máquinas muy caras. Si analizas una carátula de Super Nintendo, verás que los gráficos son nítidos y que se pueden leer fácilmente. De hecho, hasta los textos más pequeños se pueden leer. En una carátula falsa, verás que tiene fotos y texto más borroso.

Además, las carátulas se cortan con una máquina, y en general tienen las esquinas redondeadas. Si parece que alguien ha cortado la carátula con tijeras, es una mala señal.

Advertisement
En este caso, la foto de la versión de este juego de Super NES en la izquierda es falsa y la versión en la derecha es auténtica. Puedes ver que la versión falsa tiene un sello borroso de Nintendo, texto borroso cortado por un lado y la tipografía incorrecta. La carátula tampoco se ha cortado bien y no está centrada.
Foto: Chris Kohler

¿Qué pasa si una tanda de videojuegos falsos tiene carátulas profesionales de una fábrica? Hace unos años, las carátulas falsas se imprimían en la impresora del timador que vendía los juegos. Hoy en día, parece ser que hay fábricas que imprimen miles, sino millones, de carátulas falsas. En estos casos, dado que la calidad de las carátulas podría ser difícil de analizar, tendrás que centrarte en el diseño.

Advertisement

En primero lugar, si el diseño incorpora arte que no aparece en la carátula oficial, es una buena indicación de que deberías examinar el videojuego con una lupa y analizar las otras características que hemos indicado. Hay algunas variaciones de arte en las diferentes tandas de juegos oficiales, así que deberías confirmar que el videojuego que estás analizando no es la excepción. No obstante, la mayoría de los juegos clásicos solo han tenido una carátula.

Si todavía tienes dudas, mirar las tipografías. Para hacer una carátula falsa, es fácil conseguir arte en alta resolución, así como el sello de calidad de Nintendo. Pero conseguir la misma tipografía es algo muy difícil. Aunque sepas qué tipografía usó el diseñador original, va a ser casi imposible copiar el tamaño, interletraje, peso u otros elementos que seleccionó en, por ejemplo, su Macintosh de 1991. Las tipografías te pueden indicar rápidamente si un videojuego es falso cuando lo comparas con una versión original.

Advertisement

Así mismo, si el juego tenía una calificación de la ESRB, el sistema estadounidense que clasifica el contenido de los videojuegos, u algo similar, los timadores intentarán recrearla en la caja desde cero en lugar de escanearla e imprimirla. Por lo tanto, pon atención al estilo que tiene la calificación en la carátula oficial, y asegúrate de analizar aspectos como dimensiones, gráficos o tipografía.

Advertisement

Un plástico que no es tan fantástico

Algunos videojuegos falsos se fabrican con los cartuchos antiguos de versiones originales. En esos casos, mirar el cartucho no te ayudará a saber si tienes una versión pirata. Pero hay muchos que fabrican cartuchos no oficiales en masa estos días, ya sea en fábricas que se especializan en juegos piratas o en eBay, donde se pueden comprar en grandes cantidades.

Advertisement

Ahora, si estás haciendo un juego de NES en casa, ¡quizá tienes una razón legítima para comprar los cartuchos! Pero los timadores los pueden conseguir también. En general, estos cartuchos no tendrán la misma alta calidad que las versiones originales. Y aunque estén bien hechos, tendrán un aspecto y una textura un poco diferente que los auténticos.

La versión auténtica de un juego de Game Boy está en el centro, mientras que las versiones falsas están en el lado izquierdo y derecho. ¿Puedes ver los errores en los cartuchos? El juego en la derecha solo dice “Game” en vez de “Nintendo GAME BOY”, y el juego en la izquierda cambia el logo, quizá pensando que si lo hacen no tendrán que preocuparse de una violación de derechos. En la parte de atrás, un juego elimina el texto que dice “Made in Japan”, y el otro crea un lugar fictioso, “japam”.
Foto: Chris Kohler
Advertisement

En casos donde un cartucho de plástico tiene un logo, puede ser muy fácil detectar una versión falsa, dado que esos logos nunca se podrán recrear de forma perfecta. En este caso, estoy hablando específicamente de juegos para el Game Boy y Game Boy Advance. Si los logos en los cartuchos tienen las palabras equivocadas o son del tamaño equivocado, son versiones piratas.

Analiza la placa del videojuego

Por supuesto, un juego no es solo una carátula y un cartucho. Dentro de este humilde embalaje hay una placa de circuito impreso fabricada con la mejor tecnología del siglo XX. Si de verdad quieres saber si el videojuego que estás analizando es real o no, deberías mirar la placa. Hay dos preguntas que deberías hacer. Primero, ¿es una placa de verdad? Y segundo, ¿tiene el juego correcto?

Advertisement

Respira tranquilo. No hace falta ser un genio con el ordenador para saber si una placa es auténtica. Es extremadamente difícil, sino imposible, hacer que una placa falsa se parezca a una original, y la mayoría de piratas no se molestan en intentarlo.

Antes de poder ver la placa, tendrás que abrir el cartucho. Esto puede ser fácil o difícil dependiendo del cartucho que tengas. Algunos juegos se montan con tornillos de cabeza plana, mientras que otros usan partes personalizadas. Destornilladores para videojuegos eran difíciles de conseguir en los años 80 y 90, pero hoy en día es muy fácil adquirirlos. Solo tienes que introducir lo que necesitas en tu web de comercio preferida. Los juegos de Game Boy Advance se pueden abrir con destornilladores tri-wing, los cuales también son fáciles de conseguir.

Advertisement
En esta imagen, puedes ver un juego auténtico de Super Nintendo fresco de la fábrica en el lado izquierdo y una versión pirata en el lado derecho. No vas a ver todos es cables en ningún juego oficial de Nintendo.
Foto: Chris Kohler

Si estás comprando videojuegos de un mercadillo o de una tienda local, ¡llévate tus destornilladores! Cualquier tienda con una buena reputación entenderá que es necesario comprobar la placa de un producto caro, y debería ofrecer abrir los videojuegos para que los puedas inspeccionar. Si se niegan rotundamente a hacerlo, eso debería servir como una advertencia.

Advertisement

(Muchos vendedores profesionales en eBay abren los juegos y muestran las placas en sus fotografías del producto, pero no puedes esperar que alguien sin experiencia haga lo mismo. En esos casos, deberías tomar una decisión tras analizar otros detalles).

Bueno, ya tienes tus herramientas y estás listo para analizar la placa. Si no sabes lo que deberías estar buscando, una cosa que puedes hacer es buscar el título del juego junto con “placa” o “board” (en inglés) en el buscador de imágenes de Google y ver si alguien más ha hecho una foto de una placa original. De esa forma, podrás compararlos. Si estás analizando un cartucho de NES, puedes mirar NESCartDB, que tiene una base de datos llena de fotos de placas de juegos de NES. Para placas de SNES, ve a SNESCentral.

Advertisement

Por lo general, querrás ser cauteloso con dos tipos de placas. Hay placas que se fabrican en garajes. En estos casos, el timador coge una placa legítima, le saca los chips ROM y los reemplaza con los datos del juego más valioso que quieren imitar. Aparte de estos, hay versiones piratas que se producen en fábricas.

Advertisement

En el primero caso, la placa en sí es legítima, pero querrás buscar pistas de que se ha manipulado. Por ejemplo, confirma si los chips ROM se han desoldado de la placa y se han reemplazado con EPROMS, lo cuales tienen una ventana circular en la parte superior para que se puedan reescribir con datos diferentes. En general, se tapan con una pegatina. Otra pista de que alguien ha manipulado el juego sería la presencia de un cable soldado entre dos puntos de la placa, dado que es algo que no ves en las placas originales.

En el segundo caso, no verías tales detalles dado que las placas fueron fabricadas de forma profesional. No obstante, las placas en sí tendrán un aspecto muchísimo diferente que los originales. Tendrán diferentes formas, colores y tipos de chips. En muchos casos, verás un chip cubierto con una gota de resina epóxica en vez de estar soldado con alfileres. Estas placas casi nunca son auténticas en juegos vintage (salvo en circunstancias muy raras y específicas).

Advertisement
Un juego auténtico de Game Boy (izquierda) y una versión falsa producida en masa (derecha). En la versión auténtica, puedes ver un chip de Nintendo real, mientras que en la versión falsa, puedes ver los chips cubiertos con resina epóxica. Esto casi nunca se usa en videojuegos de Nintendo auténticos.
Foto: Chris Kohler

También es posible que encuentres una placa legítima dentro de tu cartucho, pero para un juego diferente. Deberías poder identificar qué juego está en un cartucho con mirar el código de producto en los chips ROM. Para juegos de NES y SNES, debería corresponder con el código de producto en la carátula. Por ejemplo, el videojuego raro Stadium Events tiene “NES-SD-USA” en su carátula y “NES-SD-0” en sus chips.

Advertisement

No puedes abrir los juegos para Nintendo DS y 3DS sin romperlos, dado que no están pegados con pegamiento y que tampoco tienen tornillos. Pero puedes comprobar el código de producto porque está detrás del cartucho. Veamos el juego Dragon Quest IV. Este juego tiene el código “NTR-YIVE-USE”. En este caso, YIVE es el código único para el juego, y el código detrás de la copia es YIVENOJ19. Las versiones piratas no suelen tener estos códigos. En el caso de que los tengan, no suelen ser iguales.

Puedes ver una parte de la placa de un juego de Game Boy Advance sin abrir el cartucho. Solo mira dentro de la apertura donde puedes ver el pin. En un juego auténtico, deberías poder ver la palabra “Nintendo” en la placa arriba de los pins (una linterna es útil en estos casos). Si no está esa palabra, tienes una versión pirata.

Advertisement

Una caja de mentiras

Sí, hay cajas falsas y manuales falsos, también. A menudo, las personas que hacen estas imitaciones no intentan fingir que son auténticas. Es obvio en cuanto las tocas. El material no es correcto, son demasiado brillantes y nuevos o el manual está hecho con papel de fotos. Pero muchos coleccionistas añaden estas versiones a sus colecciones de todas formas porque quieren ver una caja, cualquier caja, en sus estanterías.

Advertisement

Por lo tanto, tienes que tener cuidado cuando ves una caja que parece demasiado perfecta. Un detalle que te puede ayudar es saber que la mayoría de las cajas de NES y SNES se imprimieron en cartón gris y no en cartón blanco. Así que si el interior de una caja es blanca, es muy probable que sea una imitación (salvo algunos casos). De lo contrario, evalúa la caja como si fuera una carátula. Compárala con fotos de la caja original, busca aspectos borrosos, tipografías incorrectas, etc.

Advertisement
Una caja auténtica de Nintendo (izquierda) y una caja para un juego hecho en casa (derecha). La caja auténtica está hecha con cartucho gris, mientras que el juego falso, como la mayoría, está hecha con cartucho blanco. No obstante, algunos juegos oficiales de Game Boy Advance sí tenían cajas blancas.
Foto: Chris Kohler

Además, comprueba si la caja tiene la palabra “reproducción” en cualquier sitio. No tengo que decirte que eso significa que no es original.

Advertisement

Considera las circunstancias

También deberías considerar las circunstancias bajo las cuales estás comprando estos productos. Si estás en eBay y vas a comprar una copia de Ocarina of Time de un vendedor que está vendiendo 100 copias del juego y que tiene una gran cantidad de existencias de miles de juegos americanos en condición perfecta que se mandan desde China, es muy probable que no sean auténticos. Lo siento.

Advertisement

No obstante, a veces hasta empresas legítimas cometen errores. Es posible que tu tienda local tenga un juego de Pokémon pirata, pero es que hay tantos en el mercado que es normal que alguno se cuele. Pero ningún negocio legítimo debería negarte la opción de abrir el juego, hacer preguntas o analizar el producto antes de comprarlo.

Otra pregunta que quizá tengas es la siguiente: ¿Acaso el juego que estoy comprando… existe? Actualmente, puedes comprar un cartucho en eBay que tiene los cuatro juegos de Final Fight. Un juego así nunca fue ofrecido por Super Nintendo. Lo mismo aplica a juegos de rol como Terranigma, que se lanzó en Japón y Europa pero no en Estados Unidos. Si ves un juego de Terranigma en un cartucho de estilo americano, no es un juego auténtico.

Advertisement

¿CDs falsos?

Hemos estado hablando de juegos fabricados con cartuchos, ¿pero qué pasa con los juegos en CDs y DVDs? En general, depende de la plataforma. No verás muchas versiones piratas de juegos para PlayStation 1 y 2, y tampoco para Sega Saturn, porque todavía no han logrado hackear la seguridad de estas plataformas, lo cual significa que solamente se pueden jugar versiones auténticas en las consolas. Esto no es el caso para TurboGrafx-CD, Sega CD o Dreamcast, sin embargo. Hay muchísimos juegos falsos para estas plataformas.

Advertisement

No puedes inspeccionar los chips ROM en un disco, pero hay información que te puede ayudar en las copias originales. Pon el disco en frente de una luz y mira el anillo del centro. Podrás ver algunas frases escritas en el disco en sí, y no como parte del arte. Deberías poder ver un código de producto alfanumérico que coincide con el código ubicado en los gráficos del disco, la caja o el manual.

Advertisement

Aparte de eso, los otros consejos también aplican con los discos. Investiga y aprende cómo se ven y sienten los discos, las cajas y los manuales de las versiones originales, y luego compara lo que tienes en la mano con la versión real. No hay duda de que podrás ver las diferencias.

Espero que no te haya asustado demasiado. La mayoría de los juegos que encuentras en las tiendas locales, congresos o en las tiendas de vendedores en eBay con buena reputación van a ser reales. Si son falsos, estos actores por lo menos te lo dirán directamente. Pero si algo te parece raro, es mejor analizarlo con calma. Las versiones piratas existen, y con el tiempo solo vamos a ver más y más.

Share This Story