Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Cómo se carga el S-Pen y otras cosas que aprendí viendo el desmontaje de un Note 10

Samsung nos mandó un Galaxy Note 10 para que lo analicemos, pero también nos hizo firmar un contrato que nos obliga a devolverlo de una pieza, así que no, no lo vamos a abrir (y menos con mis torpes manos), pero para eso está el canal de JerryRigEverything, que acaba de publicar un completo despiece del teléfono.

El Samsung Galaxy Note 10 es un terminal difícil de reparar. iFixit le otorgó una reparabilidad de 3 sobre 10, entre otras cosas porque la batería está pegada a la misma placa que contiene el lector de huellas, y porque para hacer algo tan frecuente como cambiar la pantalla hay que desmontar casi todas las piezas.

Más allá de su reparabilidad, el teléfono tiene un diseño complicado con componentes que no se encuentran normalmente en otros móviles, empezando por un enorme tubo para alojar el S-Pen, que cuenta con su propia bobina de carga. Sí, el Note 10 tiene dos bobinas de carga inalámbrica: una grande para cargar la batería y hacer carga inversa, y una pequeñita para cargar el lápiz. El S-Pen, a su vez, tiene una bobina de admisión en la punta y un condensador para almacenar la carga con la que controla el Note 10 mediante gestos.

Advertisement
Captura de pantalla: JerryRigEverything (YouTube)

Gran parte del espacio interno del Galaxy Note 10 (en este caso, un Note 10+) se aprovecha para albergar la batería. La mayoría de los componentes se sitúan en el tercio superior del teléfono. Samsung ha optado por un diseño modular para la placa base que llama la atención por tener dos colores: una parte verde y la otra en azul. Las cinco cámaras del Note 10+ ocupan una buena porción de la placa base. Como otros gama alta de Samsung, la lente de la cámara principal tiene un mecanismo automático que habilita dos aperturas focales: f1.5 y f2.4.

Captura de pantalla: JerryRigEverything (YouTube)

La pieza negra y rectangular que se ve en el centro de la placa en la imagen de abajo es un altavoz que funciona como auricular del teléfono. Está situado detrás de la pantalla en una posición extrañamente baja. Para que el sonido pueda salir al exterior, Samsung lo conduce hasta un agujero en el borde superior del teléfono, al lado de la bandeja de la SIM. Además, hay una pequeña abertura en el marco superior de la pantalla que es casi imperceptible a simple vista.

Advertisement
Captura de pantalla: JerryRigEverything (YouTube)

Escondido detrás de la placa base, hay una cámara de vapor que Samsung introdujo con el Galaxy S10 para enfriar la CPU cuando estás jugando. Es raro ver un sistema de refrigeración de este tipo en un teléfono que no está diseñado específicamente para gamers. Consiste básicamente en un saco de cobre que contiene un líquido y una malla de tela. Cuando un extremo del saco se calienta, el líquido se evapora y se mueve al otro extremo de la malla, donde se condensa y vuelve a estado líquido tras disipar el calor hacia otras partes del teléfono.

Advertisement
Captura de pantalla: JerryRigEverything (YouTube)

Puedes ver el despiece completo del Note 10 en el vídeo de JerryRigEverything.

Share This Story

About the author

Matías S. Zavia

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: 08B1 8FBD 5DA0 45F1 2C2D F329 BD6D 0689 6FB2 7BEBPGP Key