Ricardo III fue el último rey de Inglaterra en morir en batalla. Sus restos fueron descubiertos por arqueólogos de la Universidad de Leicester en el año 2012 y, a partir de esa fecha, han sido analizados para comprobar que, efectivamente, se trataba de este personaje. Hoy, los científicos afirman que están un 99,999% seguros de que es él.

Para comprobarlo, se recogieron muestras de ADN de familiares vivos y muertos de Ricardo III y se analizaron marcadores genéticos tanto paternos como maternos. Así se generó una línea de parientes, hasta llegar al presente, con Michael Ibsen y Wendy Duldig.

Advertisement

Gracias a este exhaustivo análisis, también lograron saber que la apariencia de Ricardo III era de piel clara, cabello rubio y ojos azules. El retrato más preciso que se tiene de él con estas características, se encuentra en la Sociedad de Anticuarios de Londres.

La Universidad de Leicester, además, publicó una serie de vídeos en los que documentó los descubrimientos de su investigación. Puedes ver algunos abajo (en inglés) y el resto en su canal de YouTube aquí. [vía Nature Communications]

Advertisement

Los resultados del análisis de ADN

Acerca de la apariencia de Ricardo III

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)