No es la primera vez que vemos por aquí inventos pensados para convertir la cámara del smartphone en un microscopio improvisado, pero este es el más sencillo, eficaz y barato de los que han ido apareciendo. Tan solo hay que tener acceso a una impresora 3D y a una tienda de manualidades.

El microscopio es una creaci√≥n de Rebecca Erikson, del Laboratorio Nacional Pacific Northwest, en Estados Unidos. La clave del sistema es una peque√Īa bolita de cristal que se puede adquirir online o en tiendas de manualidades. Una pieza impresa en 3D cuyos planos se pueden descargar aqu√≠ junto a instrucciones detalladas (en ingl√©s) es el marco que sujeta la improvisada lente.

El resultado es un microscopio notablemente eficaz que puede analizar muestras a simple vista con una capacidad de hasta 1.000 aumentos. La óptica depende del diámetro de la bolita de cristal. Una de 3 milímetros ofrecerá x100 de aumento, una de 1 mm alcanzará aproximadamente los x350, mientras que una de o,3 milímetros llega hasta los mencionados x1000.

La peque√Īa pieza de pl√°stico se asegura de que la lente quede en posici√≥n. El coste de los materiales apenas sobrepasa el d√≥lar. Erikson ofrece planos gratuitos en 3D para imprimir una pieza universal, o una expresamente dise√Īada para el iPhone 5 o 5S. [v√≠a Laboratorio Nacional Pacific Northwest]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)