Imagen: Warner Bros

Daniel Radcliffe, el icónico actor que interpretó a Harry Potter durante años, ha decidido meterse en la controversia de la nueva película Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald. El problema se centra en Johnny Depp, que interpretará al mago oscuro Gellert Grindelwald en el filme, y las acusaciones de violencia doméstico por su ex mujer Amber Heard.

Advertisement

Las acusaciones de Heard salieron a la luz seis meses antes del estreno de Animales fantásticos y dónde encontrarlos en 2016. Depp tuvo un papel pequeño en la película, solo apareciendo al final. Aunque había sido acusado de abuso físico, Warner Bros decidió no cortarlo de la primera película. La productora analizó la situación cuando llegó el momento de empezar a trabajar en la segunda película y decidió mantener a Depp en el papel.

Radcliffe, por su parte, al parecer opina que el caso de Depp se trata de un doble estándar, ya que no es la primera vez que ha pasado algo así con los actores del reparto de la serie de Harry Potter. En diciembre, J.K. Rowling afirmó que estaba de acuerdo con mantener a Depp como Grindelwald.

A continuación está el comentario de Radcliffe, publicado por Entertainment Weekly.

Puedo entender por qué las personas están frustradas con la respuesta que recibieron [sobre la presencia de Depp en la película] … No estoy diciendo nada que no se haya dicho ya. Quizá sea una analogía rara para describir la situación, pero en la NFL, arrestan a hay muchos jugadores por fumar marihuana. Hay otros jugadores que van más allá de eso, y se tolera porque son jugadores muy famosos. Creo que lo que me sorprendió fue que nosotros teníamos a un chico que fue castigado por marihuana en [las películas originales de Harry Potter]. Obviamente han acusado a Johnny de algo mucho peor que eso.

Advertisement

En su declaración, Radcliffe está haciendo una referencia al actor Jamie Waylett, que interpretó al mago de Slytherin Vincent Crabbe en las películas. Waylett fue eliminado de ambas partes de Harry Potter y las reliquias de la muerte después de que lo arrestaron por posesión de marihuana en 2009.

Aunque las situaciones parecen reflejar un doble estándar en la industria, hay ciertas diferencias entre los casos. Por ejemplo, Waylett fue arrestado y condenado por su crimen. Depp sigue negando las acusaciones de su ex mujer, que desde entonces ha declarado que nunca hubo intención de infligir daño físico, y no ha sido formalmente acusado por las autoridades.

Advertisement

No obstante, está claro lo que quiere decir Radcliffe: en Hollywood, el tratamiento que recibes puede variar drásticamente según tu nivel de fama. Considerando la caída del pedestal de actores como Kevin Spacey en la industria últimamente, solo el tiempo dirá si las cosas seguirán así a largo plazo.

[Entertainment Weekly]